Remedios Caseros para los Forúnculos y Herpes

 Remedios Caseros para los Forúnculos y Herpes

Forúnculos, Causas y Tratamientos

Los forúnculos son abscesos necrosantes de los folículos pilosebáceos. Los primeros síntomas se reducen a pequeñas pústulas con un halo rojizo, que con frecuencia es atravesado por el pelo. Este halo rojizo se convierte enseguida en un foco de pus amarillo, que después empieza a supurar.

En el interior aparece más tarde un coágulo amarillo o verde, que se desprende al cabo de algunos días. Los forúnculos aparecen a causa de la penetración de agentes patógenos y pueden darse tanto solos como en grupos. En cualquier caso, se trata de una debilidad de las defensas del organismo.

Por eso, la alimentación inadecuada, el estreñimiento, la sudoración excesiva y la adiposis favorecen la aparición de forúnculos. Por tanto, una persona que tenga forúnculos con frecuencia debería orientar su alimentación hacia productos más sanos, como por ejemplo pan integral, fruta, hortalizas y especialmente cualquier alimento que contenga vitamina B.

repollo

Recetas Naturales para los Forúnculos

 

Remedio Casero 1: Emplasto de repollo

El emplasto de repollo está indicado para el tratamiento tanto de forúnculos como de abscesos menores; se sujeta con un vendaje sobre la zona afectada.

Remedio Natural 2: Zumo de pepino

El zumo de pepino es bueno para curar los granos.

Remedio Botánico 3: Cáscara del huevo

Sacar con cuidado la cáscara del huevo, de forma que la piel quede pegada al mismo. Arrancar suavemente la piel, humedecerla y aplicarla sobre el forúnculo.

 Remedios Caseros para los Forúnculos y Herpes

Información general: El Herpes

Los herpes suelen aparecer sobre todo en los labios, comisuras de la boca, aletas de la nariz y órganos sexuales. Pero en realidad pueden aparecer por todo el cuerpo. Empieza con una mancha roja y abultada y luego aparecen vesículas diminutas, claras al principio y turbias después, que finalmente se secan y forman costras.

Los herpes producen picor, escozor de la piel, fiebre y decaimiento. Normalmente, las ampollas se secan al cabo de una semana y cuando caen dejan en la piel una mancha roja.

Recetas Populares contra el herpes

 

Remedio Eficaz 1: Cataplasma de manzanilla

Las erupciones cutáneas se tratan con éxito mediante lavados y cataplasmas de manzanilla. Se escalda una cucharada de manzanilla en 1/4 de litro de leche, se deja reposar medio minuto, se cuela y se deja enfriar. Se humedece un paño limpio en la leche templada y se coloca en forma de cataplasma caliente sobre la zona de la piel afectada.

manzanilla

Remedio Barato 2: Lavado de manzanilla

Se echa un puñado de hojas de manzanilla en un litro de agua muy caliente, se deja reposar medio minuto y se cuela. Con el líquido resultante, a una temperatura tolerable, se lava la zona de la piel afectada.

Remedio de la Abuela 3: Diente de león

En la época de floración, se recogen los tallos frescos con sus flores, se lavan y se quitan las cabezuelas. Se recomienda masticar diez tallos diariamente.

Remedios  Naturales 4: Nogal

Los lavados con hojas de nogal curan incluso las erupciones purulentas.

diente-de-leon

Remedios Económicos 5: Amargo sueco

Con el amargo sueco se humedece una torunda de algodón suficientemente grande y se aplica con delicadeza varias veces al día sobre las zonas de la piel afectadas por la infección.

Remedios Caseros 6: Lavado de manzanilla

Se escalda un puñado de flores de manzanilla en 1/2 litro de agua, se deja reposar medio minuto y se cuela. Con la infusión resultante se lava el cutis varias veces al día.

aleluya

Remedio Eficas 7: Aleluya

Se escalda una cucharada colmada de hojas frescas de aleluya por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se aconseja beber a sorbos dos tazas al día.

Remedios Baratos 8: Lavado de equiseto menor

Se escaldan cuatro cucharaditas colmadas de equiseto menor en un litro de agua, se deja reposar medio minuto y se cuela. Con la infusión resultante se lava la cara o la zona de la piel afectada.

Igualmente eficaces son las cataplasmas de equiseto menor. Se humedece un paño en la infusión de equiseto menor y se aplica sobre la zona de la piel afectada en forma de cataplasma caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *