Remedios Caseros para los Discos Intervertebrales

columna-2

Discos Intervertebrales, Lesiones y Dolores

Las lesiones de los discos intervertebrales se pueden considerar una enfermedad de la civilización. Se encuentra entre las enfermedades más frecuentes, aunque rara vez llega a ser grave.

A lo largo de la vida se producen inevitablemente lesiones en los discos intervertebrales, ya que acaban desgastándose. Así, el núcleo coloide pierde agua y no puede amortiguar tan bien los golpes. La consecuencia son dolores de espalda.

A causa de la concentración de cal y de la osificación puede producirse una conexión fija entre dos vértebras: se forma una vértebra doble fuertemente unida. Con ello desaparecen los dolores, pero se limita el movimiento.

En caso la formación de un bloque entre dos vértebras cervicales, los movimientos del cuello pueden producir mareo. Las lesiones en los discos intervertebrales de la región cervical pueden causar dolores que se extienden hasta los hombros y los brazos, prurito o sensaciones de entumecimiento.

La causa es muchas veces una postura que se adquiere en viajes largos en coche, cuando un solo lado del cuerpo soporta toda la carga. El derrame de la sustancia de los discos intervertebrales causa daños más graves. En el peor de los casos se puede producir una hernia discal: la parte prominente del disco vertebral no vuelve a su posición original.

¿Como aliviarlo?

Los dolores en los discos intervertebrales se pueden aliviar mediante el fortalecimiento de la columna vertebral y de la musculatura cervical y dorsal. Los dolores agudos a veces ceden por sí solos tras guardar reposo o tomar una medicación con analgésicos.

En los casos más graves se puede ayudar a que la columna vertebral vuelva a su posición normal con una intervención manual adecuada. A veces hay que eliminar las lesiones de los discos intervertebrales con una intervención quirúrgica.

Remedios Caseros 1: Baño de consuelda de cuerpo entero

En caso de lesiones en los discos intervertebrales se debería tomar de vez en cuando un baño de cuerpo entero de hojas de consuelda. El corazón del paciente tiene que quedar fuera del agua. La duración del baño es de 20 minutos. Después el paciente no debe secarse, sino permanecer sudando en la cama envuelto en un albornoz.

columna-1

Dolores en los Discos Intervertebrales.

 

Remedio Natural 1: Baño de cuerpo entero de tubérculos de peonía

Se lavan dos puñados de tubérculos de peonía, se rallan y se dejan en remojo durante doce horas en cinco litros de agua fría. A continuación se calienta, se cuela y se añade al agua del baño. El corazón del paciente tiene que quedar fuera del agua. La duración del baño es de 20 minutos. A continuación no debe secarse, sino sudar durante una hora en la cama.

Remedio Botánico 2: Esencia de tubérculos de peonía

El efecto de este baño de cuerpo entero ya descrito se acentúa añadiendo tres cucharadas de esencia de tubérculos de peonía por baño. Los tubérculos de peonía se lavan y se rallan, y después se introducen en una botella en la que se echa aguardiente de trigo de 38 a 40 grados, hasta que las hierbas estén cubiertas. La botella se deja reposar en un lugar cálido durante dos semanas.

Remedios Efectivo 3: Baño de asiento de equiseto menor

Un remedio sorprendentemente efectivo contra los dolores en los discos intervertebrales son los baños de asiento de equiseto menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *