Remedios Caseros para la Hidropesía y Gota

Remedios Caseros para la Hidropesía y Gota

Conociendo la Hidropesía

También se la llama ascitis, término derivado del griego, que significa “odre”. En realidad se trata de una acumulación de líquido seroso en el abdomen, de ahí una especie de hinchazón, que se manifiesta sobre todo en la mitad inferior.

La hidropesía aparece frecuentemente en la sintomatología de la cirrosis de hígado. ¿Qué debe hacerse? Administrar, en primer lugar, diuréticos, para aumentar la eliminación de orina.

Remedios Caseros para la Hidropesía y Gota

Remedios que recomiendan los herbolarios

¿Qué aconsejan los herbolarios? Perejil, perejil… y perejil. Borsetta indicaba la siguiente cantidad: 600 gramos de raíces de perejil, que se hierven 10 minutos aproximadamente, en un litro de agua, o 150 gramos de semillas de perejil en la misma cantidad de agua, a hervir durante 10 minutos. Beber a razón de 2 ó 3 tazas diarias. Cuidado, les recuerdo que la o las decocciones obtenidas no están indicadas para las mujeres.

Asimismo, puede aconsejarse una infusión de flores de retama (25 gramos, aproximadamente, en un litro de agua). También puede utilizarse la reina de los prados, en infusión: 50 gramos, que se hierven durante 10 minutos, en una cacerola conteniendo un litro de agua caliente.

El vino de romero es fácil de elaborar y resulta muy indicado para la hidropesía. Cocer 50 gramos de romero en un litro de vino blanco de calidad, durante 10 minutos, aproximadamente: constituye un excelente diurético.

Remedios Caseros para la Hidropesía y Gota

 

Información sobre la Gota y tratamiento natural

Hasta ayer todavía la gota era una enfermedad exclusivamente reservada a los reyes, a los hijos de reyes, a los príncipes, a los hijos de príncipes, a los duques, condes, marqueses, a los notables de todos los regímenes y todos los siglos, a los pequeños y grandes señores, en suma a todos aquellos que, como decía el pueblo, comían mucho y bien y sobre todo tomaban carne, mucha carne.

Pero los tiempos han cambiado. La sociedad de consumo ha llevado a la mesa de todos el filete, la chuleta, el escalope, etc. Y todos comen carne. No, todos no, pero sí muchos, y sufren dolores repentinos y violentos a nivel de las articulaciones, especialmente en las del dedo gordo.Señores, esa es la gota.

Correspondería decir: dedos gordos de todos los pies del mundo, unios. La gota es, en efecto, o al menos comienza a convertirse, en un mal corriente en todas las clases sociales.

Los médicos ofrecen un mínimo de tres explicaciones de dicho fenómeno, y las tres las protagoniza el ácido úrico, que al parecer es el principal responsable, primero si se produce en cantidad excesiva por el organismo; también si resulta insuficientemente destruido en los tejidos o si es eliminado de manera imperfecta por los riñones.

Actualmente, esta enfermedad histórica puede tratarse con cierto éxito por medio de la indometacina. Esto es lo que se deduce de una reciente comunicación del Congreso de Reumatología de Montecario. Los médicos recomiendan, entre otras cosas, una vida más activa, movimiento, aire libre.

Recuerden: “mil pasos” después del almuerzo (recomendación que por lo general hacían las personas mayores y que sigue siendo válida) y, por último, no olviden que siempre hay que levantarse de la mesa con un poco de hambre. ¿Qué propone aquí la fitoterapia?: una cataplasma, dos decocciones y una tisana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *