Remedios Caseros para la Gingivitis y el Dolor de Garganta

gingivitis

Gingivitis o Sensibilidad en las encías

En caso de irritación de las encías, algunos fitoterapeutas aconsejan la esencia de tomillo, o también una infusión de 30 a 40 gramos de hojas de salvia en medio litro de agua. En ambos casos, se harán enjuagues bucales.

También pueden masticarse hojas de berro fresco: no sólo reforzarán sus encías, sino que favorecerán la salivación.

No olvidemos, la tormentila. Está aconsejada, para uso externo, naturalmente, para todas las ulceraciones gingivales. También puede curarse con un preparado de miel de rosa, de delicado perfume. Tomar 4 gramos de pétalos de rosas rojas, hacer con ellos una infusión durante 24 horas, en 10 gramos de agua. Luego filtrar, machacando bien. Añadir 20 gramos de miel, y aplicar sobre las encías con el dedo bien limpio.

La cataplasma se hace con hojas de borraja secas. Coger un puñado abundante y cocerlo en un poco de agua. Machacar las hojas y aplicarlas luego, todavía muy calientes, sobre la parte dolorida.

Remedios Naturales para la Gingivitis y el Dolor de Garganta

Decocciones sugeridas

Decocción 1.a: coger 30 a 50 gramos de apio, cocerlos en un litro de agua durante una hora. Dejar enfriar, luego pasar por el tamiz. Beber dos o tres tazas diarias hasta que la enfermedad haya desaparecido.

Decocción 2.a: hervir, en 3 litros de agua, unos 100 gramos de ortiga fresca, con sus raíces. Tomar 2 ó 3 tazas por día.

Tisana: se trata de una tisana de marrubio negro. 20 a 30 gramos en 3 litros de agua bastan. Hervir durante media hora. Beber dos a tres tazas pequeñas por día. Cuidado: el marrubio negro contiene tanino y otras sustancias que excitan el sistema nervioso. La tisana anterior se halla, por consiguiente, totalmente contraindicada para los nerviosos.

Asimismo, si se desea, se pueden hacer baños con la siguiente decocción: 100 gramos de flores de saúco negro, hervidas durante 10 minutos en 4 litros de agua.

Y para completar el cuadro indicaremos una compresa. Tomar un trozo de tela, una plancha, algunas hojas de col; disponerlas entre los dos trozos de tela, calentarlas con la plancha, luego aplicarlas directamente sobre las partes doloridas.

Remedios Naturales para la Gingivitis y el Dolor de Garganta

Información del Dolor de Garganta

Cuando hablamos en general de dolor de garganta, hacemos alusión a diversas inflamaciones y en particular a la de la faringe. Se trata entonces de faringitis. O también de inflamación de las amígdalas, y entonces estamos ante una amigdalitis o angina.

El dolor de garganta es una enfermedad que repite su aparición puntualmente y en cierto modo democráticamente, durante la estación fría. Digo democráticamente ya que esta infección no respeta a nadie.

El dolor de garganta es corriente tanto para el mecánico como para el primer presidente del Tribunal Supremo. Sin duda, además del “enfriamiento”, como se dice a veces, existen otros factores que predisponen, de los que no conviene hablar dentro del marco de esta obra.

agrimonia

Remedios Caseros para aliviar el Dolor de Garganta

Gargarismos con una infusión de 30 gramos de agrimonia seca en un litro de agua hirviendo. En el momento de la ebullición, añadir la misma cantidad de hojas de zarza-espino (50 gramos de agrimonia, 50 gramos de zarzas), para un litro de agua; endulzar con miel o jarabe de moras.

Decocción de hojas de albahaca: tomar unos 50 gramos de hojas secas y al menos el doble de hojas frescas de albahaca. Añadir medio litro de agua y hervir durante unos quince minutos. Emplear el resultado en unturas y gárgaras.

Decocción de raíz de detienebuey gatuña (de la familia de las leguminosas): aproximadamente 5 gramos de esta raíz, que se hervirá en medio vaso de vinagre durante unos 10 minutos. Añadir un vaso de agua y dejar entibiar; luego, cuando el líquido esté listo, utilizarlo en gargarismos y enjuagues bucales.

Remedios Naturales para la Gingivitis y el Dolor de Garganta

Otras sugerencias de tratamientos.

Tintura de bayas de mirtillos: dejar en remojo, durante alrededor de una hora, unos 100 gramos de bayas de mirtillos, luego lavarlas con agua y dejarlas secar al aire. Macerar durante dos semanas, al sol, en un recipiente conteniendo un litro de alcohol de 80°. Filtrar y trasvasar el líquido a una botella con cuentagotas. Realizar varias veces al día gárgaras y enjuagues bucales, diluyendo 20 gotas en un poco de agua, preferentemente tibia.

También se aconseja un vinagre aromático. Representa, al decir de los fitoterapeutas, un excelente colutorio contra las afecciones de la garganta. Este vinagre se compone de flores de naranjo (incluidas las hojas), menta, salvia y romero.

Les presento aquí, para uso externo, las siguientes plantas herbáceas: la bardana, la brionia, la manzanilla romana, la lavanda, el corazoncillo, la salvia. Indicaremos además, para uso interno, las plantas herbáceas siguientes: el apio, nuevamente la bardana, el grosellero negro, la achicoria silvestre, la grama, el berro, el alquequenje, la vellosilla, el hinojo, la retama. Las indicaciones anteriores sólo figuran a título indicativo. Si desean profundizarlas, diríjanse a un herbolario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *