Remedios Caseros para la flebitis

flebitis

¿Que es la Flebitis?

La flebitis es una complicación de la trombosis, ya que a ésta siempre le precede una obstrucción venosa producida por la formación de coágulos  La existencia de varices favorece la flebitis, ya que estos trastornos circulatorios, así como operaciones, partos, reposo en cama, exceso de peso o falta de movimiento contribuyen a una reducción de la velocidad del flujo sanguíneo, y, como consecuencia, a una aceleración de la coagulación.

Cuando se desarrolla un proceso de flebitis se hincha la parte del cuerpo afectada, la mayoría de las veces la pierna, con frecuencia en zonas varicosas. La vena, principalmente en inflamaciones de venas profundas, parece una cuerda gruesa; entonces puede aparecer la fiebre.

En tal caso es imprescindible una intervención inmediata. El enfermo debe mantener la pierna en alto y no mover la; sin embargo, cuando la vena afectada es superficial no se aconseja tener la pierna

Remedios caseros para la flebitis

Remedios alternativos para la flebitis

La persona que sufre una flebitis en una pierna debe mantener las piernas en alto y no mover las en reposo, porque la inflamación podría propagarse a venas más profundas. Para tratar este problema de manera eficaz se aplican apósitos de arcilla en la zona afectada.

Después de una flebitis se debe fijar la atención como en tantas enfermedades cardiovasculares en la circulación del flujo sanguíneo. También aquí son de máxima importancia el movimiento, el deporte, el aire libre, los cepillados, los ejercicios de respiración y los masajes. Se deben evitar el alcohol y la nicotina.

Por desgracia, precisamente los pacientes que han padecido una trombosis o una flebitis tienden a la reincidencia. De ahí la importancia de una alimentación cuidada que incluya muchos alimentos crudos. También son eficaces los ayunos a base de zumos y las infusiones de trébol.

Remedio alternativo 1: Cataplasma de amargo sueco

Primero se aplica ungüento de caléndula sobre las venas inflamadas para que el alcohol del amargo sueco no disuelva la grasa de la piel. A continuación se humedece una torunda de algodón lo suficientemente grande con unas gotas de amargo sueco y se coloca sobre la zona inflamada. Como aislamiento térmico se pone encima una capa de algodón seco y un plástico. Por último con un paño limpio se sujeta la cataplasma.

malva-enana

Remedio artesanal 2: Malva enana

Durante doce horas se ponen en remojo dos puñados bien llenos de malva enana en un cubo con cinco litros de agua fría. A continuación se calienta la mezcla y se Remedios frente a los trastornos cardiacos y circulatorios cuela. Con este extracto se toma un baño de brazos y piernas de 20 minutos.

Remedio artesanal 3: Tusílago

Las hojas frescas de tusílago recién cogidas se lavan y se machacan con un rodillo. La pasta de hojas se mezcla con nata fresca y se aplica sobre las venas inflamadas. Con un paño limpio se prepara el apósito de tusílago. Ungüento de caléndula. Las aplicaciones sistemáticas de ungüento de caléndula son también un excelente remedio contra la flebitis.

Remedio opcional 4: Vino de romero

Actúa generalmente como tranquilizante y también como diurético. En primer lugar se trocea un puñado de romero lo más finamente posible y se introduce en una botella. A continuación se añade un buen vino blanco añejo.

Después de medio día de maceración en reposo se cuela el contenido de la botella.  El vino de romero se bebe por la mañana y por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *