Remedios Caseros para la Estenosis cardíacas y la Fatiga

Remedios Caseros para la Estenosis cardíacas y la Fatiga

Remedios tradicionales para la Estenosis cardíacas

 

Remedio artesanal 1: Esencia de árnica

En caso de estenosis vascular coronaria y de trastornos nerviosos del corazón, se aplican ligeros masajes en la zona del corazón con esencia de árnica: el paciente sentirá enseguida alivio. Los pétalos de árnica se desprenden del cáliz retorciéndolos y se introducen en una botella. Cuando esté llena hasta tres cuartas partes, se añade aguardiente de trigo de 38 a 40 grados.

La botella tiene que reposar al menos dos semanas en un lugar cálido. Una parte de la esencia preparada se cuela, la otra se deja sobre los pétalos. La primera vez que se llena la botella pequeña con la esencia, se puede rellenar la botella grande con alcohol.

La esencia de árnica de la farmacia, con alcohol de 75 grados, hay que diluirla en agua hervida y enfriarla para evitar inflamaciones y lesiones de la piel.

Remedio popular 2: Ortiga menor

Con el extracto templado de la infusión de esta planta, se lava la zona del corazón, al mismo tiempo que se dan ligeros masajes.

Remedios Caseros para la Estenosis cardíacas y la Fatiga

Remedios populares para la Fatiga

 

Remedio casero 1: Amargo sueco

Las personas que se sienten fatigadas, agotadas y extenuadas, síntomas que se presentan con bastante frecuencia durante los viajes largos, en las conferencias agotadoras… pueden despertar de nuevo su espíritu vital con la ayuda de las hierbas suecas.

Unas gotas de amargo sueco, diluidas en un poco de agua, se aplican sobre la sien, sobre la frente, sobre los párpados cerrados y también en la zona detrás de las orejas.

Rápidamente la persona que se siente decaída experimenta una mejoría del estado general. Por tanto, no debería faltar una botellita de amargo sueco menor en el equipaje de viaje y en el maletín de trabajo.

Remedio increíble 2: Baños de asiento

Se mezclan, a partes iguales, vara de oro, melisa, equiseto menor y serpol. Se dejan reposar 100 g del preparado durante doce horas en un cubo con cinco litros de agua fría.

A continuación se calienta la mezcla, se cuela y se añade al agua del baño. El agua debe cubrir los riñones de la persona afectada.

La duración del baño será de 20 minutos. Por último, sin secarse, hay que sudar en la cama durante una hora envuelto en un albornoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *