Remedios Caseros para la Esclerosis y el colapso circulatorio

Remedios Caseros para la Esclerosis y el colapso circulatorio

Recetas caseras para la Esclerosis

Remedios Eficaces 1: Amargo sueco

Se humedece una torunda de algodón lo suficientemente grande con amargo sueco y se coloca la cataplasma sobre la región occipital, las vértebras cervicales y la frente.

Remedio Casero 2: Equiseto menor

Se escalda una cucharadita colmada de equiseto menor por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos una taza al día.

Remedios Caseros para la Esclerosis y el colapso circulatorio

Remedio Popular 3: Ortiga menor

Se añade agua hirviendo sobre hojas de ortiga menor que después se colocan en la frente y la coronilla.

Remedios de las Abuelas 4: Verónica

Se escalda una cucharadita colmada de verónica por taza, se deja reposar durante medio minuto y se cuela adecuadamente. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día

Remedios Caseros para la Esclerosis y el colapso circulatorio

¿Qué es el colapso circulatorio?

El colapso circulatorio, que es la forma más grave de debilidad circulatoria, puede conducirá un estado de inconsciencia. Puede producirse fundamentalmente después de operaciones, de grandes pérdidas de sangre y de enfermedades con fiebre.

Las personas sanas no están inmunes contra ellos, aunque éstos se dan fundamentalmente en personas con arteriosclerosis e hipertensión crónica. Las personas propensas a sufrir colapsos circulatorios deben tener en cuenta que el clima ejerce una gran influencia. Así, por ejemplo, es más frecuente un colapso circulatorio con tiempo caluroso o con viento cálido del sur.

Cuando se produce un colapso circulatorio, las manos y los pies se quedan fríos, y aparece una sudoración anormal. El colapso circulatorio puede conducir a un estado de inconsciencia.

Tratamiento efectivo para el colapso circulatorio

 

Remedio Popular 1:Paños Calientes Secos

La persona que está a punto de caer en un estado de inconsciencia debe tumbarse enseguida y poner los pies en alto. Si este ya se ha producido, se cubren los brazos y las piernas de la persona afectada preferentemente con paños calientes secos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *