Remedios Caseros para la Diarrea

Remedios Caseros para la Diarrea

Conoce mas sobre la  Diarrea

La diarrea en los niños puede deberse a causas muy diversas: infecciones, enfermedades intestinales inflamatorias, trastornos hormonales, lombrices, intoxicaciones, trastornos circulatorios, neurosis, alergias, fermentaciones.

Los vómitos pueden aparecer entre otras causas por obstrucción intestinal; apendicitis, parásitos intestinales, enfermedades pancreáticas y cerebrales, así como por problemas psíquicos.

Sobre todo aparecen con los resfriados y las afecciones de estómago, pero también por ingerir alimentos en mal estado. El tratamiento de la diarrea así como el de los vómitos depende de la causa; aunque no es siempre recomendable combatirlos.

Si se ha producido una intoxicación causada por alimentos, por ejemplo; es totalmente aconsejable vomitar para eliminar del cuerpo las sustancias venenosas lo más rápidamente posible. La gastroenteritis infantil es un trastorno en la alimentación del bebé.

Aparece para hacer frente al trabajo de la digestión. Con las diarreas el bebé pierde no sólo los alimentos escasamente aprovecha dos, sino también gran cantidad de agua y sal. Eso conduce a una rápida pérdida de peso. La enfermedad puede deberse; aparte de a la constitución débil ya mencionada, a una alimentación inadecuada, o a una infección intestinal.

En los casos leves basta como terapia una dieta especial. Dado que por deshidratación, por vómitos o por diarrea puede producirse incluso un cuadro clínico mortal; quizá sea conveniente realizar un tratamiento en el hospital en caso de intoxicación. Cuando ésta se produce, aparecen trastornos de la conciencia, fiebre, espasmos y parálisis.

acoro

Tratamientos Naturales para la Diarrea

 

Remedio Casero 1: Dieta de Lacteos

No debe de comer al niño productos lácteos y sólidos hasta que los síntomas hayan desaparecido.

Remedio Natural 2: Ácoro

Se pone en remojo durante doce horas una cucharadita rasa de raíces de ácoro en una taza de agua fría. A continuación se calienta el preparado y se cuela. Esta taza se bebe repartida a lo largo del día en seis tragos. Antes de tomar la infusión debe calentarse al baño María.

Remedios Populares 3: Ajo de oso

Además de las propiedades depurativas de la sangre, el ajo de oso es muy eficaz sobre todo para la regulación de la función digestiva del estómago y los intestinos.

En primavera se recogen las hojas verdes frescas de esta planta, que se consumen lavadas y finamente troceadas. Como el perejil, el ajo de oso se esparce sobre todos los platos que normalmente se refinan y decoran con perejil o cebolleta. Las hojas pueden servirse crudas o cocerse como las espinacas.

ajo-de-oso

Remedios de la Abuela 4: Amargo sueco

Según la gravedad de la diarrea, se toman al día tres cucharaditas o cucharadas de amargo sueco, diluidas con agua caliente o en una infusión de hierbas. Se recomienda tomar una cucharadita de amargo sueco media hora antes de cada comida y media hora después.

Remedio Botánico 5: Centinodia

Se escalda una cucharadita colmada de centinodia por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se beben a sorbos dos tazas de la infusión repartidas a lo largo del día.

Remedios Efectivos 6:  Esencia de ajo de oso

Para contar con el poder curativo del ajo de oso durante todo el año, se prepara la esencia de ajo de oso. Se llena una botella hasta el cuello con hojas o bulbos de ajo de oso finamente picados, se  echa sobre las hierbas aguardiente de trigo de 38 a 40 grados y se mantiene al menos dos semanas en un lugar cálido.

De esta esencia se recomienda tomar cuatro veces al día, de diez a quince gotas diluidas en un poco de agua. Se le da al niño de beber zumo fresco de limón, calentado o mezclado con un poco de miel, para limpiar el intestino.

grosella

Remedios Populares 7: Grosella.

El zumo de grosella actúa como astringente intestinal.

Remedios Efectivos 8: Zumo de limón

Además de darle al niño zumo fresco de limón, calentado o mezclado con un poco de miel, para limpiar el intestino; como ya se ha dicho, dele gran cantidad de agua fresca para que la beba, pero asegúrese de que lo hace a pequeños sorbos.

Si tiene problemas incluso para tomarla a pequeños sorbos, congele un poco de infusión de manzanilla o de hinojo en cubitos de hielo y déselos para que los chupe (sólo para niños que sean mayores de seis años).

Remedios Botánicos 9: Manzana

La manzana cruda que se ha oscurecido (oxidado) sirve para calmar al estómago alterado. Otra fruta que también ayuda a restaurar el equilibrio bacteriano del intestino después de los vómitos o la diarrea, es el plátano maduro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *