Remedios Caseros para Espasmos y Mucosidad Gástrica

Remedios Caseros para Espasmos y Mucosidad Gástrica

Como tratar los Espasmos Gástricos

Si el gastroespasmo aparece una sola vez sin ir acompañado de síntomas concomitantes, no es tan grave. El tratamiento incluye la aplicación de cataplasmas húmedas y calientes sobre el abdomen, la ingestión de infusiones y reposo absoluto. Pero si dura más de media hora o aparece de forma repetida, conviene visitar al médico, ya que podría ser el preámbulo de una enfermedad grave del estómago y el tracto intestinal.

ajo-de-oso

Recetas Naturales para aliviar los Espasmos Gástricos

 

Remedio Casero 1: Almohadilla de ajo de oso

Se llena una funda de tela con 100 o 200 g de ajo de oso y se coloca sobre la zona espasmódica.

Remedios Baratos 2: Almohadilla de serpol

El uso externo de una almohadilla de hojas y tallos secos de serpol alivia los gastroespasmos. Se llena una funda de tela no muy grande o un paño con una cantidad suficiente de hierbas y se coloca sobre la zona afectada.

serpol

Remedio Efectivo 3: Amargo sueco

Contra los gastroespasmos se toma una cucharada de amargo sueco diluida en un poco de agua o en una infusión de hierbas. Según sea la gravedad de los espasmos, se toman hasta tres cucharadas de amargo sueco al día.

Remedio Económico 4: Cataplasma de equiseto menor

Las cataplasmas de vapor de equiseto menor alivian rápidamente los gastroespasmos dolorosos.

Remedios Populares  5: Serpol

Se escalda en primer lugar una cucharadita colmada de serpol por taza, a continuación se deja reposar medio minuto y por último se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día.

mucosa

Mucosidad Gástrica.

En el caso de que se padezca mucosidad gástrica se produce demasiada mucosa en las glándulas digestivas del estómago.

Tratamientos Naturales para la Mucosidad Gástrica

 

Remedios Botánicos 1: Ortiga menor

Ante la de mucosidad gástrica se recomienda una cura de ortiga menor.

veronica

Remedio de la Abuela 2: Verónica

Se escalda una cucharadita colmada de verónica por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos de dos o tres tazas de infusión al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *