Remedios Caseros para Afecciones en el Útero y la Vejiga

utero-1

Síntomas de las Afecciones en el Útero y la Vejiga

El descenso del útero puede deberse a una debilidad congénita del tejido conjuntivo o a partos difíciles o múltiples. Se manifiesta generalmente por una sensación de presión y dolores tirantes, normalmente a ambos lados del abdomen. A la afectada le resulta difícil orinar, y también siente necesidad de hacerlo más a menudo.

Otros síntomas son estreñimiento, sensación de presión en el intestino y dolor de espalda. No es en absoluto conveniente llevar cargas pesadas. Si alguno de estos síntomas apareciera, habría que consultar urgentemente al médico. A menudo una operación es el único remedio.

El prolapso uterino es el desplazamiento del útero hacia abajo, de modo que el cuello del útero se encuentra dentro del orificio vaginal o saliendo por él. Está originado por una atonía total de la musculatura pélvica como consecuencia de una debilidad del tejido conjuntivo, de un duro trabajo físico o de una precipitada incorporación al trabajo después de un parto.

Como se ha dicho, los síntomas son estreñimiento y micción frecuente. En caso de prolapso del útero debería consultarse urgentemente al médico y someterse a una operación.

En la vejiga se acumula el líquido que procede de los riñones. La vejiga es dilatable, y puede llegar a almacenar grandes cantidades de orina, pero se vacía normalmente después de acumular unos 0,7 litros. Cualquier trastorno en este proceso, ya sea una expulsión continua de líquido o una retención de la orina, es indicio de que se padece alguna afección.

 
 

utero-2

 

Remedios Caseros para Afecciones en el Útero y la Vejiga

 

Remedio Casero 1: Esencia de bolsa de pastor

En caso de padecer prolapso del útero se trata ligeramente la zona del abdomen, desde la vagina hacia arriba, con esencia de bolsa de pastor, previamente elaborada.

Remedio Natural 2: Baño de asiento de milenrama

Sería conveniente tomar un baño de asiento de milenrama tres veces a la semana.

Remedios Populares 3: Cataplasma de manzanilla

Se echa en un recipiente un puñado de flores de manzanilla, se añade agua hirviendo, se cuela, se vierte en un paño y se colocan las flores calientes como cataplasma sobre la zona de la vejiga. Como aislamiento térmico se pone otro paño caliente encima de la cataplasma.

adelfilla

Remedio Efectivo 4: Adelfilla de flores pequeñas.

En una taza donde se ha echado una cucharadita colmada de adelfilla de flores pequeñas se añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se toma una taza por la mañana en ayunas y otra p o r la tarde media hora antes de cenar.

Remedios Botánicos 5: Baño de vapor de equiseto menor

En un recipiente se echan cuatro cucharaditas de equiseto menor y se añade un litro de agua hirviendo. Envuelta en un albornoz, póngase en cuclillas sobre el recipiente y deje actuar los vapores del extracto sobre la vejiga durante 10 minutos.

Remedio Eficaz 6: Vara de oro

Gracias a su efecto diurético, se recomienda la vara de oro en prácticamente todas las afecciones de la vejiga. En una taza se echa una cucharadita colmada de vara de oro, se añade agua, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se beben hasta cuatro tazas al día.

Remedios Naturales 7: Infusión mixta

Se mezcla la misma cantidad de llantén menor y de serpol. Se añade agua hirviendo sobre una cucharadita colmada de esta mezcla de hierbas por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se toman hasta dos tazas al día.

vejiga

Tratamientos Naturales para la Arenilla en la Vejiga

 

Remedios Caseros 1: Baño de asiento de equiseto menor

Una ayuda rápida para el tratamiento de la arenilla en la vejiga la proporcionan los baños de asiento de equiseto, junto con una o dos tazas de infusión de la misma hierba. De esta manera se estimula la actividad de la vejiga.

Remedio Barato 2

Se retiene la orina tanto tiempo como sea posible, hasta que se sienta una fuerte presión; entonces se orina, y al mismo tiempo se expulsa la arenilla.

Remedios de la Abuela 3: Infusión mixta

Se mezclan 20 g de cada una de las siguientes plantas: hojas de abedul, gatuña, bolsa de pastor y agrimonia. Se añade agua hirviendo sobre una cucharadita colmada de esta mezcla por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se toman una o dos tazas al día.

1

Lo que debes saber de los cálculos en la vejiga

Los cálculos en la vejiga son cálculos renales que han llegado hasta la vejiga, o cálculos que se han producido en la propia vejiga. Su composición es la misma que la de los cálculos renales (sales de ácido úrico, carbonato de calcio, fosfato de calcio y oxilato de calcio, menos frecuentemente productos proteolíticos de cistina y xantina).

Los cálculos vesicales se manifiestan por una sensación de presión en la zona de la vejiga, y en ocasiones también por espasmos. La micción se interrumpe de repente cuando el cálculo llega a la entrada de la uretra.

La sangre en la orina es también indicio de cálculos vesicales. Estos cálculos son menos peligrosos y suelen producir menos dolor que los renales. Los cálculos vesicales se desmenuzan con ayuda de un instrumento que se introduce a través de la uretra. Los trocitos de cálculos pueden expulsarse con la orina.

Tratamientos Naturales para los Cálculos en la Vejiga

 

Remedios Económicos 1: Primavera

En una taza se echa una cucharadita colmada de raíces de primavera, se añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se bebe la infusión mezclada con miel una o dos veces al día.

Remedios Populares 2: Semilla de llantén menor

La semilla de llantén menor o mayor está considerada desde muy antiguo como remedio contra la formación de cálculos de cualquier tipo. Diariamente se deberían tomar 8 g de semillas con una taza de infusión de llantén menor. Sobre una cucharadita colmada de llantén menor por taza se añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto, se cuela y se bebe a sorbos, tragando las semillas al mismo tiempo.

Remedio Natural 3: Baño de asiento de equiseto menor

Los baños de asiento de equiseto menor constituyen un rápido alivio en casos de cálculos vesicales, junto con una o dos tazas de infusión de equiseto menor, puesto que ayudan a estimular la secreción de orina. Se trata de retener la orina lo máximo posible para conseguir una presión mayor en el momento de orinar, e intentar expulsar de esta forma los cálculos vesicales con la orina.

cistitis

Cistitis, como tratarla con remedios naturales

La cistitis suele deberse en las mujeres a una infección ascendente procedente de la vagina a través de la uretra; o a través de las vías circulatorias y linfáticas.

El frío y la humedad (por ejemplo en tiempo lluvioso) favorecen la aparición de la cistitis. La enfermedad se manifiesta de forma clara y dolorosa por una necesidad frecuente de orinar; que continúa una vez expulsada la orina, así como por escozor y micción dolorosa.

A causa del frecuente vaciado de la vejiga, sólo pueden expulsarse unas cuantas gotas, y deforma especialmente dolorosa. La orina tiene a menudo un ligero color rojizo y un aspecto turbio, y la presencia ocasional de la sangre hace que huela mal; en un estadio agudo puede aparecer fiebre. En las mujeres, una causa muy frecuente es una limpieza insuficiente de la zona urogenital, que permite que las bacterias lleguen a la uretra. En casos crónicos también puede ser consecuencia de tuberculosis.

Si desde hace años se arrastra una inflamación sin tratarla, o tratándola de forma insuficiente, puede producirse una atrofia en la vejiga: este órgano tiene capacidad para muy poca orina, y la persona siente una necesidad urgente y frecuente de expulsarla.

El médico debe ser el encargado de prescribir un tratamiento para la cistitis. En un estadio agudo hay que guardar cama y mantener caliente la zona abdominal con una botella de agua caliente, o llevando bragas de lana. También hay que beber mucho, porque así se reduce el dolor al orinar.

licopodio

Remedios Económicos 1: Maíz

Se pica finamente la cabellera del maíz, se echa una cucharadita en una taza, se añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se toma una cucharada de esta infusión cada dos o tres horas. Lo más práctico es llenar un termo con la ración del día previamente calentada.

Remedios de la Abuela 2: Baño de asiento de ortiga muerta

Se dejan en remojo 100 g de ortiga muerta blanca o amarilla en un cubo de 5 litros de agua fría durante 12 horas. A continuación se calienta la mezcla, se cuela y se añade al agua del baño. El agua de la bañera debe cubrir los riñones, y la duración del baño no debe exceder los 20 minutos. A continuación la paciente no debe secarse, sino envolverse en un albornoz y sudar una hora en la cama.

Remedio Popular 3: Ortiga muerta

Aparte de los baños de asiento, se debería beber una taza diaria de infusión de ortiga muerta.

Tratamientos Naturales para el Espasmo

Cuando se produce un espasmo en la vejiga, a la afectada le resulta imposible abrir el esfínter a pesar de la gran necesidad de orinar que siente. Un baño de asiento caliente suele ser un remedio eficaz. Si este tratamiento no la alivia, es imprescindible recurrir a la ayuda del médico. También los cálculos de la vejiga y los cuerpos extraños pueden producir una micción dolorosa

Remedios Botánicos 1: Almohadilla de licopodio

Una almohadilla de hierbas a base de licopodio seco alivia rápidamente y con toda seguridad cualquier espasmo de vesícula. Se llena la funda con licopodio seco; de 100 a 300 g según el tamaño de la zona afectada por el espasmo, se calienta en el horno y se deja toda la noche sobre la zona de la vejiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *