Remedios Caseros para Afecciones en el Hígado

higado

Hígado, Enfermedades y Tratamientos

Las afecciones hepáticas, sobre todo en los hombres, han aumentado considerablemente, y el principal culpable de ello es el alcohol. Los medicamentos, una alimentación inadecuada y los virus también contribuyen a acosar al hígado. El paciente se siente extenuado, decaído, lánguido. Se  encuentra continuamente indispuesto y no tiene apetito; siente una presión indeterminada debajo del arco costal derecho.

En el caso de una hepatitis (infección vírica aguda del hígado), los ojos y la piel cambian de color, se ponen amarillos. Las heces, por el contrario, pierden color y la orina se  oscurece.

Es absolutamente necesario que el médico analice las constantes hepáticas. Cuantas más altas son, más tejido hepático está en peligro. En caso de enfermedad hepática grave, el paciente tiene que reposar mucho y mantenerse caliente. Con el calor y el reposo la sangre circula mejor por el hígado.

En cualquier caso hay que cuidarlo y protegerlo: el hígado es el órgano del cuerpo que más rápidamente se puede recuperar, pero su recuperación -La reconstrucción de las células hepáticas – no debe ponerse en peligro con sustancias venenosas.

En caso de enfermedad hepática está estrictamente prohibido beber alcohol durante mucho tiempo, incluso un año. También es necesario dejar de fumar, ya que el tabaco dificulta la circulación de la sangre por el hígado, interfiriendo con ello en el proceso curativo.

En la fase aguda de la enfermedad hay que limitar el suministro de proteínas; por este motivo no se debe comer carne, porque la digestión de proteínas exige más del hígado. En la última fase de la curación el paciente debe tomar proteínas ligeras, es decir, mucho requesón, leche cuajada, suero de mantequilla, pescado ligero cocinado y patatas.

ajenjo

Remedio Casero 1: Para antes de Comer

Antes de comer es conveniente tomar principios amargos, como la siguiente infusión: se mezcla ajenjo, manzanilla, centaura menor, menta e hinojo en cantidades iguales; se añade agua fría y se deja hervir durante diez minutos.

Remedio Natural 2:  Tips para una rápida recuperación

Varias veces al día se deberían colocar compresas calientes y húmedas sobre la región del hígado del paciente. No existe ninguna dieta especial para el hígado, pero se conocen numerosas especias y hierbas que facilitan su proceso curativo.

Las comidas de los enfermos de hígado se deberían guisar sobre todo con jengibre y cúrcuma; también son convenientes la melisa, el serpol, el romero, la artemisa, el estragón, la salvia y el comino.

Para prevenir una enfermedad hepática desde el principio o evitar una recaída se debería tener cuidado con el alcohol. Incluso un litro de cerveza o medio litro de vino, consumidos regularmente durante mucho tiempo, pueden ser peligrosos para un hombre. En las mujeres las lesiones hepáticas pueden aparecer con cantidades bastante más pequeñas.

cardo-mariano

Consejos para evitar Afecciones Hepáticas

También hay que evitar la grasa o el aceite que se ha reutilizado muchas veces y las comidas dulces. Una limitación radical de grasa animal en la alimentación es muy eficaz; en su lugar se debería comer mucha fibra, verdura no flatulenta (rica en fibras), ensaladas y pan integral.

Si alguien ha padecido una hepatitis o inflamación del hígado y desde entonces ha consumido de nuevo alguno de los productos que hemos especificado, debería cuidar su hígado en casa con una cura de compresas calientes y días de dieta.

Cardo mariano. También el cardo mariano cura bien las afecciones hepáticas y biliares. Las sustancias que contiene componen la silimarina, que tiene un efecto curativo sobre los órganos, y que también se puede adquirir como preparado.

El mismo efecto curativo presenta la siguiente infusión: se añade agua hirviendo en una taza que contenga una cucharadita de los frutos del cardo mariano y se deja reposar entre 10 y 15 minutos. Se bebe caliente antes de las comidas.

Remedio Popular 4: Uso de temperaturas altas

Envolturas calientes. Se coloca un paño húmedo a temperatura corporal en el lugar afectado, y encima una botella de agua caliente. A continuación se envuelve el cuerpo con una toalla seca. El paciente deberá guardar reposo en cama y taparse con una manta.

verduras

Remedios Caseros 5: Dieta que puedes seguir.

Dieta. De vez en cuando se debería hacer un día de dieta; por ejemplo, de patatas. Por la mañana una infusión y pan tostado, al mediodía tres patatas con verdura no flatulenta (espinacas, zanahorias, etc.), por la noche tres patatas con leche, requesón y especias, pero sin sal. Hay que procurar mantener una defecación regular. De vez en cuando se puede favorecer con un poco de sal de Carlsbad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *