Remedios caseros o naturales para el acné

Acné, esta palabra de origen griego, significa “todo lo que brota”, es decir, todo lo que aparece en la superficie del cuerpo. Hay varias formas de acné: la más conocida es indudable mente el acné juvenil, que surge en la pubertad,

Puedes alcanzar su punto más alto entre los 20 y los 25 años y después desaparece lentamente. El acné se manifiesta generalmente en la cara. Por lo que la erupción puede extenderse igualmente a la parte superior del tronco.

 Remedios caseros o naturales para el acné

Características del acné

¿De qué se trata? De una cantidad de pequeñas pústulas, que estropean el rostro y sumen al que las sufre en un estado de depresión y de vergüenza. Sus consecuencias son fáciles de imaginar: estados de ansiedad, perturbaciones de carácter y  complejos.

Los tratamientos médicos para curar de esta enfermedad son diversos y sin duda alguna eficaces. Por tanto, nos limitaremos a señalar aquí los que se componen de hierbas.

 Remedios caseros y naturales para el acné

Fitoterapia como remedio casero para el acné

Las causas del acné pueden ser también de naturaleza nerviosa. Los herboristas aconsejan 10 gramos de aquilea milenrama, 5 de menta, 5 de tomillo, 10 de tila, todo ello en una taza de agua hirviendo. Dejad en infusión 3 minutos y azucarad con miel. El tratamiento debe durar dos meses.

Existe también una cataplasma de aquilea mi lenrama macerada en un litro de agua, para aplicar sobre las partes afectadas.

Con respecto al acné, un botánico aconsejaba hace algunos años las siguientes recetas: un cocimiento a base de raíces frescas de ortigas, 60 gramos concretamente, que se hace cocer en 3 litros de agua durante una media hora. Dosis diaria: de 2 a 4 tacitas. Otra receta: cocimiento de raíces de bardana fresca (unos 20 gramos), hervidas durante 20 minutos en un litro de agua. Dosis: de 3 a 5 tacitas al día.

Otros autores aconsejan las infusiones de diente de león: 5 gramos en medio litro de agua, dejad en infusión unas cuantas horas y bebed a sorbitos la infusión bien caliente. Recordamos que el diente de león siempre debe ser cogido al borde de los hoyos donde no existan los abonos químicos.

Señalamos también, para el tratamiento del acné, el perejil. No obstante, esta planta no es aconsejable para las mujeres encinta y para to dos los que sufren enfermedades hepáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *