Remedios Caseros para Luxaciones y Esguinces

esguince2

Causas y Tratamientos para Luxaciones y Esquinces

Una luxación aparece cuando la articulación se mueve de forma anormal, demasiado rápido o de manera inusualmente violenta; el cóndilo de un hueso se sale de la cavidad articular adyacente del otro hueso. Eso ocurre más frecuentemente con la articulación del húmero. La luxación produce dolores muy fuertes, y el  afectado no puede mover la articulación. Sólo el médico puede volver a encajar la articulación; una persona no especialista puede, como mucho, colocar una venda que la inmovilice.

A continuación. la articulación necesita  reposo durante algún tiempo; para que la cápsula y los ligamentos demasiado extendidos puedan restablecer su tensión normal. Si se mantiene la hiperextensión, la articulación es mucho más propensa a una nueva luxación. Muchas veces, el único remedio que queda es la operación.

Un simple empujón o una caída pueden ocasionar un esguince. La carga anormal de la articulación conduce a una fisura de la cápsula y de los ligamentos que mantienen la articulación.

esguince

Aparte de hematomas, también se pueden producir fisuras o desgarros en los huesos cercanos a la articulación, o incluso se pueden astillar. Normalmente la luxación afecta a la muñeca o al tobillo. Los dolores son fuertes,  la sensibilidad a la presión es alta, y la zona que rodea la articulación se hincha notablemente.

Los primeros auxilios consisten en la inmovilización de la articulación y en la aplicación de envolturas frías. Si las molestias no ceden después de unos días es imprescindible someterse a un análisis médico, porque puede haberse producido una lesión de los ligamentos de los huesos.

Remedios Caseros para Luxaciones y Esguinces

 

Remedio Casero 1: Esencia de árnica

En caso de esguince o de luxación se aplican masajes en la parte afectada con esencia de árnica, o se colocan las hojas de la esencia empapadas en alcohol sobre la zona afectada.

arnica

Remedio Botánico 2: Fárfara

Las hojas recién cogidas de fárfara se lavan, se desmenuzan y se aplican en forma de pasta sobre el lugar afectado.

Remedio Natural 3: Aceite de serpol

Los dolores de los esguinces y de las luxaciones se alivian aplicando masajes con aceite de serpol. Con este aceite se aplican masajes varias veces al día en el lugar afectado.

Se llena una botella con flores de serpol recién cogidas y se añade aceite hasta que todas las flores estén cubiertas. La botella se deja reposar durante tres semanas en un lugar cálido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *