Remedios Caseros para las Heridas

Remedios Caseros para las Heridas

Remedio Efectivo 1: Árnica

Compresas: Se emplea tintura de árnica, de la que se diluyen dos cucharadas en medio litro de agua. Se moja bien una tela de gasa o lino y se aplica no muy fuerte sobre la herida, repitiendo esta operación varias veces al día.

Remedios Baratos 2: Caléndula

Pomada: Se exprime un puñadito de jugo de flores y pimpollos frescos y este jugo se mezcla con 30 gr. de vaselina, mezclándolo bien. Este ungüento se aplica a las heridas varias veces al día.

calendula

Remedio de la Abuela 3: Clematítide

Compresas: Se hierven tres puñados de esta planta o dos de la raíz en un litro de agua. Se hierve durante 1 minuto. Se deja en reposo media hora y se hace la compresa húmeda y se aplica sin apretar, con el líquido ya frío.

Remedios Botánicos 4: Hamamelis

Compresas: Se ponen dos puñados de hojas en medio litro de agua fría, y se deja hervir 3 minutos. Se deja en reposo 15 minutos y se preparan las compresas húmedas y sin escurrir, con el líquido frío. Estas compresas se aplican varias veces al día.

manzanilla

Remedio Eficaz 5: Manzanilla

Compresas: Se vierte medio litro de agua hirviente sobre dos puñados de flores y se deja en reposo 25 minutos. Se aplica la compresa, no muy prieta, cuando se ha enfriado el líquido, varias veces al día.

Remedios Caseros 6: Sanícula

Compresas: Se calienta a fuego lento y se llega al hervor dos puñados de la hierba o sólo las hojas en medio litro de agua. Se deja en reposo 25 minutos o media hora y se preparan las compresas húmedas y sin exprimir, con el líquido ya enfriado, aplicando estas compresas varias veces al día.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *