Remedios Caseros para las Erupción Cutánea y Escarlatina

Remedios Caseros para las Erupción Cutánea y Escarlatina

Conoce más sobre las Erupciones Cutáneas y Escarlatina

Una Erupción Cutánea, es decir, la aparición de pústulas, vesículas y nódulos en todo el cuerpo o en una zona del mismo, es a menudo síntoma de una enfermedad infecciosa grave, como el sarampión, la escarlatina, la rubéola o la varicela, por lo que se llaman también enfermedades eruptivas. Las erupciones cutáneas suelen ser también síntoma de alergia.

La Escarlatina es una enfermedad infecciosa contagiosa que está producida por estreptococos. Por lo general ataca a los niños que se encuentran en edad preescolar y escolar, sobre todo en invierno. Desde hace mucho tiempo la escarlatina es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes.

Antiguamente esta enfermedad causaba numerosas muertes, pero hoy en día ha dejado de ser tan grave. La gravedad de la escarlatina difiere considerablemente de una a otra persona y de una a otra epidemia.

En la actualidad se observan casi exclusivamente formas leves o muy leves, en las que las complicaciones son muy poco frecuentes. Esta infección se transmite por vía aérea.

Después de un periodo de incubación de dos a cinco días, aparecen los primeros síntomas: fiebre, dolores de garganta y de cabeza, vómitos y fatiga. Además puede producirse amigdalitis y en algún caso también una inflamación nasofaríngea.

Al principio de la enfermedad la lengua del paciente queda cubierta por una sustancia espesa. Cuando esta saburra comienza a desaparecer, se presenta una erupción en todo el cuerpo, que da a la piel un color rojo uniforme. Después de unos pocos días va desapareciendo la erupción y se inicia la descamación de las lesiones cutáneas.

erupcion

Tratamientos Alternativos para las Erupción Cutánea y Escarlatina

 

Remedio Efectivo 1: Aleluya

Se escalda una cucharada colmada de hojas frescas de aleluya por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día.

Remedios Naturales 2: Lavado de equiseto menor

Se ponen cuatro cucharaditas colmadas de equiseto menor en un litro de agua hirviendo, se deja reposar medio minuto y se cuela. Con el líquido resultante se lava la cara o la zona afectada. También es muy eficaz aplicar sobre la zona afectada un paño que haya estado en remojo en el extracto de equiseto menor.

manzanilla2

Remedio Eficaz 3: Lavado de manzanilla

A un puñado de flores de manzanilla se le añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto y se cuela. Con el líquido resultante se lava la cara o la zona afectada diariamente.

Remedio Barato 4: Ortiga muerta

Se escalda una cucharadita colmada de ortiga muerta blanca o amarilla por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos una taza por la mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *