Remedios Caseros para la Gripe

Remedios Caseros para la Gripe

Todo lo que Necesitas Saber sobre la Gripe

Es una de las últimas enfermedades infecciosas que todavía no se ha conseguido erradicar. Hoy en día se siguen produciendo epidemias de gripe. La gripe es producida por un virus perteneciente al grupo de los grandes mixovirus.

El vehículo de contagio son las gotas de saliva y moco. El virus expulsado con la tos sigue siendo infeccioso durante varias horas. El tiempo de incubación, es decir, el que transcurre entre el contagio y la aparición de la enfermedad, es de uno a cuatro días.

Los primeros síntomas son dolores de cabeza, presión en los ojos, decaimiento, fiebre, escalofríos, dolores articulatorios, constipado, vómitos y tos. Después de unos cinco días remite la fiebre, pero la debilidad continúa durante un tiempo. Las complicaciones de la gripe, como la meningitis, la bronquitis, los daños cardíacos graves o la pulmonía, son muy peligrosas.

Los niños son especialmente propensos a esta enfermedad. La expresión “gripe” se ha generalizado para designar con poca precisión enfermedades febriles de todo tipo.

Un tratamiento causal de la gripe vírica no es posible. Los síntomas se eliminan simplemente con la terapia: reposo en la cama e ingestión de infusiones calientes y zumos. Por lo general, se debería intentar fortalecer la capacidad de resistencia del cuerpo en épocas de epidemias gripales.

 

sauco

Recetas Botánicas para la Gripe

 

Remedio Casero 1: Amargo sueco

Con la infusión que se describe a continuación se toma diariamente una cucharadita de amargo sueco menor como prevención. Infusión mixta.

Cuando se aproxima la época de gripe en el tiempo otoñal, frio y húmedo, uno se debe proteger de un contagio con la siguiente infusión de hierbas: se mezclan 10 g de flores de sauco, 5 g de tusilago, 5 g de manzanilla, 5 g de tila, 10 g de raíces de diente de león muy picadas, 5 g de hojas de fresas silvestres y 15 g de ulmaria.

A continuación se escalda una cucharadita colmada del preparado, se deja reposar cinco minutos (por las raíces de diente de león), se cuela y se bebe a sorbos. Se beben tres tazas de infusión al día: la primera media taza, por la mañana antes del desayuno; la segunda media taza, media hora después del desayuno. La infusión restante se vierte en un termo y se bebe a lo largo del día.

pies-remojo

Remedios de la Abuela 2: Baños de agua caliente

Con agua muy caliente se toman baños que cubran los pies durante diez o quince minutos. El agua tiene que mantenerse todo lo caliente que pueda tolerarse, añadiendo más si es necesario.

Remedio Popular 3: Ulmaria

Se escalda una cucharadita colmada de ulmaria por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos de dos a tres tazas al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *