Remedios Caseros para la Enuresis

Remedios Caseros para la Enuresis

Aprende sobre la Enuresis, Causas y Tratamientos

En el transcurso del segundo año de vida se van formando las vías nerviosas, que hacen posible tanto que el niño pequeño sea consciente de la cantidad de líquido que tiene en la vejiga como que pueda controlar su función vesical.

A partir de este momento normalmente no tarda mucho en dejar de orinarse en la cama; pero si esto no ocurre hasta el quinto año, se debe consultar a un médico. Sólo en muy pocos casos se debe a causas orgánicas: por ejemplo, deformidades de los órganos urinarios o de la columna vertebral, inflamaciones de las vías urinarias, diabetes u oxiuros vermiculares.

Mucho más frecuente es la enuresis por causas psíquicas: por una educación autoritaria, mimos, abandono, celos, miedos, terquedad, inclinaciones psicopáticas, neurosis o debilidad.

enuresis-2

Tratamientos Caseros para la Enuresis

 

Remedio Botánico 1: Baño de asiento de hipérico

Durante doce horas se pone en remojo hipérico fresco (o 100 g de hipérico seco) en agua fría. Se pueden utilizar las hojas, las flores y los tallos.

A continuación se calienta la mezcla y se añade al agua del baño, de manera que queden cubiertos los riñones del niño. La duración del baño es de 20 minutos. Después del baño no hay que secar al niño: éste tiene que sudar en la cama durante una hora envuelto en un albornoz.

Remedio Eficaz 2: Baño de asiento de milenrama

En primer lugar se ponen en remojo 100 g de milenrama en agua fría durante doce horas. Se utiliza la hierba entera.

A continuación se calienta la mezcla y se añade al agua del baño, de manera que queden cubiertos los riñones del niño. La duración del baño es de 20 minutos. Después del baño no hay que secar al niño: éste tiene que sudar en la cama durante una hora envuelto en un albornoz.

centinodia

Remedios Caseros 3: Centinodia

Se pone en remojo durante doce horas una cucharadita colmada de raíces de centinodia en una taza de agua fría. Luego se calienta la mezcla y se cuela. A lo largo del día se beben a sorbos tres tazas. Lo más práctico es llenar un termo con la ración del día.

Remedios populares 4: Infusión mixta

En una taza se deposita una cucharadita colmada de hipérico y de equiseto menor a partes iguales, se añade agua hirviendo y se deja reposar medio minuto. Se beben a sorbos de una a dos tazas al día. Por la noche se recomienda tomar sólo alimentos sólidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *