Remedios Caseros para la Disnea

Remedios Caseros para la Disnea

Tratamientos Naturales para la Disnea

 

Remedio Casero 1: Ajo de oso

La cirrosis hepática es a menudo causa de una disnea grave, que no deja dormir al paciente por la noche. En tal caso, el ajo de oso hace verdaderos milagros. Se pone una cucharadita rasa de ajo de oso por taza y se añade agua hirviendo. Se deja reposar medio minuto y se cuela. La infusión resultante se bebe a sorbos en ayunas y por la mañana. No se debe beber más de una taza al día.

ajo-de-oso

Remedio Efectivo 2: Vino de ajo de oso

Los problemas respiratorios y la disnea suelen ser consecuencia de una mucosidad pectoral, que puede eliminarse tomando vino de ajo de oso. Se cuece en vino blanco durante unos minutos un puñado de hojas de ajo de oso finamente troceadas. Se cuela, se endulza con miel o almíbar al gusto y se bebe a sorbos a lo largo del día.

Remedios de la Abuela 3: Inhalación de tusílago

En caso de disnea con ataques de ahogo, se deben inhalar varias veces al día vapores de tusílago. Se añade agua hirviendo a una cucharada colmada de flores y hojas de tusílago y se inhalan los vapores cubriéndose la cabeza con un paño. Esta operación se repite varias veces al día.

muerdago

Remedio Barato 4: Muérdago

Si la disnea aparece durante la menopausia, la paciente debería tomar durante un largo período de tiempo de una a dos tazas diarias de infusión de muérdago. Se pone a remojo una cucharadita colmada de muérdago en un 1/4 de litro de agua, durante doce horas, a continuación se calienta el líquido y se cuela. Se bebe a sorbos hasta tres tazas al día.

Remedios Eficaces 5: Petasita

Se pone a remojo una cucharadita rasa de raíces de petasita en un 1/4 de litro de agua (esta cantidad equivale a una taza) y a continuación se calienta, se cuela y se bebe a sorbos. De esta infusión sudorífica no se deben beber más de dos tazas al día.

petasita

Remedios Económicos 6: Cataplasma de equiseto menor

Durante la noche se recomienda ponerse una cataplasma de equiseto menor. Se pone un puñado colmado de esta planta en un colador y se suspende sobre una olla de agua hirviendo. Con el vapor que desprende se calienta el equiseto menor.

Las hierbas calientes se extienden en un paño limpio que se colocará sobre el hígado. Con otro paño limpio se sujeta la cataplasma, se envuelve bien y se deja actuar durante toda la noche.

disnea2

Remedios Caseros 7: Cataplasma de amargo sueco

Como ya se ha dicho, la causa de la disnea no pocas veces se encuentra en las alteraciones del hígado. Para eliminar la presión del hígado sobre otros órganos, como los bronquios, los pulmones y el corazón, se aplica durante cuatro horas al día una cataplasma de amargo sueco sobre este órgano.

Antes de aplicar la torunda de algodón humedecida en amargo sueco, debe aplicarse ungüento de caléndula sobre la parte derecha del cuerpo, para que el alcohol del amargo sueco no elimine la grasa de la piel.

Como aislamiento térmico se utiliza un plástico, con el que se cubre la torunda mojada, pues de este modo además se protege la ropa. Todo se sujeta con otro paño. Una vez retirada la cataplasma, se rocía la zona con polvos de talco para prevenir posibles picores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *