Remedios Caseros para Hemorragia Nasal e Hipo

Remedios Caseros para Hemorragia Nasal e Hipo

Causas y Recetas naturales para Hemorragia Nasal e Hipo

Las causas de la hemorragia nasal, aparte de las típicas (hinchazón, tumores, fractura de cráneo), son enfermedades comunes (hipertonía, afecciones hepáticas, enfermedades vasculares y sanguíneas, gripe).

Normalmente los vasos sanguíneos de la nariz se rompen en un punto concreto: en la parte anterior del tabique nasal. Si la hemorragia nasal es sólo un síntoma de otra enfermedad, hay que tratar primero ésta.

El hipo se produce por una contracción espasmódica e intermitente del diafragma, que va acompañada de una inspiración breve y entrecortada y de una opresión del abdomen. El causante es el nervio que controla los movimientos del diafragma, el cual, por medio de distintos estímulos, puede desencadenar el hipo.

bolsa-de-pastor

Recetas Naturales para la Hemorragia Nasal y Hipo

Remedio Efectivo 1: Paño de agua fría

El primer auxilio consiste en colocar un paño empapado en agua fría en la nuca del afectado. Con ello se consigue un estrechamiento de los vasos sanguíneos de la nariz y así se contiene la hemorragia.

Remedio Natural 2: Apósito de equiseto menor

En caso de hemorragia nasal es de gran alivio aplicar un apósito frio de extracto de equiseto menor. Se escalda una cucharadita de equiseto menor por taza, se deja reposar medio minuto, se cuela y se deja enfriar. Con el extracto frio se empapa un paño apropiado y se coloca alrededor de la nariz.

muerdago

Remedio Casero 3: Bolsa de pastor

La hemorragia nasal reincidente se cura con una infusión de bolsa de pastor. Se añade agua hirviendo a una cucharadita colmada de bolsa de pastor por taza, se deja reposar medio minuto, se cuela y se beben dos o tres tazas al día.

Remedio Botánico 4: Muérdago

Durante doce horas se pone en remojo en una taza de agua fría una cucharadita colmada de muérdago. A continuación se calienta la mezcla y se cuela. Una vez fría, la infusión de muérdago se aspira por la nariz; de esta manera se contiene la hemorragia

agua-fria

Remedios populares 5: Beber agua fría

En todo caso, si los ataques no cesan por si solos, hay remedios clásicos muy eficaces: beber agua fría, tomar una cucharada de azúcar o contener la respiración.

Pero el hipo puede ser también un síntoma de enfermedad que hay que tomar en serio, sobre todo cuando es persistente. En caso de hipo frecuente, por tanto, debería visitarse obligatoriamente al médico.

Remedio de la Abuela 6: Semillas de eneldo

Un remedio rápido contra el hipo es una infusión de semillas de eneldo. Se escalda una cucharadita colmada de semillas de eneldo por taza, se deja reposar medio minuto y a continuación se bebe a sorbos sin endulzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *