Remedios Caseros para Cólico de Hígado y la Hipertensión

Remedios Caseros para Cólico de Hígado y la Hipertensión

Cólico de Hígado o Cólico Biliar

También se llama cólico hepático o cólico biliar. El sistema clásico es un dolor intenso que bruscamente sobreviene en la parte superior derecha del abdomen y que tiende a irradiarse hacia el hombro y la espalda. El dolor se manifiesta de manera extraña. Parece atenuarse cuando se está de pie o sentado y reaparece cuando uno se echa de espaldas.

Al primer síntoma es aconsejable someterse a un reposo absoluto. Seguir un régimen riguroso a base de agua durante 24 horas y aplicar compresas calientes de harina de lino sobre el hígado; ninguna visita, ninguna conversación, permanecer acostado en un ambiente de absoluta tranquilidad.

Fitoterapia recomendada

Hace algunos años, un herbolario aconsejaba para los cólicos hepáticos una infusión de manzanilla y de parietaria: 50 gramos de flores de la primera y 20 gramos de la segunda. Dosis diaria: 3 a 4 tazas pequeñas.

Remedios Caseros para Cólico de Hígado y la Hipertensión

Síntomas de la Hipertensión

Sabemos que la tensión normal varía con la edad. En un joven de 20 años, por ejemplo, debería ser 120. En un hombre de unos cincuenta años, 150. ¿Cómo se manifiesta una tensión elevada o hipertensión? En otros términos, ¿cuáles son sus signos?

Por lo general, se presentan vértigos, insomnios, trastornos visuales, palpitaciones cardíacas, hormigueo en las manos, hemorragias nasales, mala digestión, etc.

Es evidente que el hipertenso debe consultar en seguida a su médico, ya que únicamente él puede no sólo evaluar la hipertensión, sino también calcular la diferencia entre tensión máxima y mínima, una diferencia de gran importancia.

Señalemos de inmediato que los enemigos tradicionales de la tensión son: las grasas, el tabaco, etc. El hipertenso deberá cuidar especialmente sus funciones intestinales, evitar el estreñimiento, y, además, ajustarse a una cierta sobriedad alimenticia, sin exagerar nunca la absorción de vinos y alcohol. También debería descansar, o aprender a hacerlo mejor.

Remedios Caseros para Cólico de Hígado y la Hipertensión

Tratamientos Naturales

El espino blanco o majuelo, “vecino botánico del peral, del manzano y del membrillo”. Como escribía Lieutaghi, está particularmente indicado para combatir la hipertensión. Entre otros, su infusión (una cucharada de sopa de flores secas en una taza de agua hirviendo, dos o tres veces diarias durante 3 semanas por mes) es muy agradable.

También está indicado el ajo: macerar una parte en 5 partes de alcohol.  Tomar 20 a 30 gotas antes de las principales comidas. Por prudencia, se recomienda seguir este tratamiento bajo control médico.

Además del majuelo y el ajo, pueden recomendarse las plantas siguientes: el carraspique, el enebro, la malva, el perejil y el saúco negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *