Remedios Caseros para Afecciones Musculares

musculos

Remedios Caseros para Afecciones Musculares

 

Remedio Natural 1: Esencia de bolsa de pastor

Para una aplicación externa se recomiendan masajes con esencia de bolsa de pastor.

Remedio de la Abuela 2: Infusión mixta

El pie de león y la bolsa de pastor, mezclados en cantidades iguales, son de gran ayuda en las enfermedades musculares. En una taza con una cucharadita colmada de esta mezcla de hierbas se añade agua hirviendo, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se beben tres o cuatro tazas al día.

luxacion

Conoce la Atrofia Muscular y sus tratamientos naturales

En circunstancias de reposo o inmovilización, se puede observar una atrofia muscular sencilla: el grosor de la musculatura disminuye en la zona de los músculos afectados. Al mismo tiempo disminuye la fuerza; se llega más fácilmente al agotamiento, y en casos graves incluso a la parálisis.

Todo ello ocurre porque, de la misma  manera que el músculo se fortalece cuando se fuerza mucho; también se debilita cuando está en reposo, por ejemplo con una escayola.

Pero la atrofia muscular también puede ser consecuencia de una enfermedad nerviosa. En este caso, primero se produce la parálisis y después la atrofia muscular. El tratamiento que se aplica es la fisioterapia.

En la atrofia muscular que ha sido causada por enfermedades nerviosas, el médico  intenta limitar la extensión de dicha atrofia mediante profilaxis, es decir, actuando durante la enfermedad, por ejemplo mediante una electroterapia del músculo.

Remedio Efectivo 3: Esencia de bolsa de pastor

Esta esencia se utiliza como aplicación externa: se dan masajes tres veces al día en las partes afectadas por la atrofia muscular.

Remedio Económico 4: Aceite de serpol

Junto a la esencia de bolsa de pastor se recomienda también el aceite de serpol para el tratamiento externo de la atrofia muscular.

desgarro-muscular

Definición de Distensión y Desgarro

Una distensión muscular, y en casos extremos incluso un desgarro muscular, pueden ser resultado de una tensión súbita o de una hiperextensión. En el caso de distensión muscular se rompen algunas fibras, mientras que en el caso de desgarro casi se rompe el músculo.

Normalmente se ve afectada la musculatura de la pantorrilla o del muslo; el dolor se produce repentinamente, y los movimientos son muy torpes.

En el desgarro muscular pronto aparece un hematoma extenso y doloroso. Normalmente basta con un reposo de los miembros afectados hasta que el músculo se haya recuperado.

En el caso de desgarro muscular, rara vez está afectado el músculo entero; incluso en este caso son suficientes aproximadamente cuatro semanas de reposo para la cura. Pero en caso de lesiones graves hay que coser el músculo. La curación se favorece con masajes y la realización de ligeros ejercicios de movimiento.

Nos hallamos ante una hernia muscular cuando se rompe la membrana fibrosa que envuelve el músculo, y el músculo se sale de ella.

Remedio Popular 5: Esencia de caléndula

Las cataplasmas con esencia de caléndula, aseguran una rápida mejoría  cuando se produce una distensión muscular. Se introduce en una botella un puñado de flores de  caléndula.

Se añade aguardiente de trigo de 38 a 40 grados; y se deja reposar la mezcla en un lugar cálido durante al menos dos semanas. La esencia resultante se diluye con agua hervida, se empapa un paño limpio y se coloca la cataplasma sobre las partes afectadas del músculo.

remedios-caseros-para-afecciones-musculares

Reumatismo e inflamación Muscular

El reumatismo muscular es una de las inflamaciones del tejido conjuntivo. Los factores causantes de los fuertes dolores musculares que se producen pueden ser infecciones, influencias del clima y lesiones. La musculatura más afectada es la cervical, la dorsal y la deltoidea.

En la fase aguda los tratamientos de calor y sudor dan buenos resultados, complementados con masajes, envolturas y preparados de ácido salicílico.

En caso de reúma crónico hay que pensar primero en una lesión de los discos intervertebrales; la terapia se realiza de acuerdo con las causas. Junto a la quiropraxis se puede recurrir principalmente a masajes, baños y radioterapia. La hipertrofia muscular, a menudo consecuencia del reúma, se alivia con cataplasmas calientes.

Remedio Botánico 6: Consuelda

Se mezcla una cucharada de harina de consuelda; con unas gotas de aceite y una taza de agua caliente hasta formar un apasta; que se esparce sobre un paño y se coloca caliente sobre el músculo inflamado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *