Remedios Caseros para la hidropesía cardiaca y el Prurito

Remedios Caseros para la hidropesía cardiaca y el Prurito

Procedimientos Naturales para la Hidropesía cardíaca

 

Remedio artesanal 1: Maíz

Se escalda una cucharadita colmada de “cabellera” de maíz por taza; a continuación se debe dejar reposar medio minuto y se cuela con precaución. Se recomienda beber una cucharada de esta infusión cada dos o tres horas.

Remedio botánico 2: Ortiga muerta

Se escalda una cucharadita colmada de ortiga muerta blanca o amarilla por taza; a continuación se deja reposar medio minuto y se cuela adecuadamente. Se recomienda beber una taza de infusión por la mañana. El ajo es un remedio natural contra la hipetensión; si padece de esta enfermedad, procure comerlo en abundancia.

Remedio popular 3: Vino de romero

Actúa generalmente como tranquilizante y también como diurético. En primer lugar se trocea un puñado de romero lo más finamente posible y se introduce en una botella. A continuación se añade un buen vino blanco añejo. Después de medio día de maceración en reposo se cuela el contenido de la botella. El vino de romero se bebe por la mañana y por la noche.

prurito

Recetas naturales para el Prurito

 

Remedios Económicos 1:  Ortiga menor

Las impurezas de la piel, las alergias y las erupciones suelen conllevar picores intensos, pero si nos rascamos, impediremos la curación. El té de ortiga menor es un gran alivio.

Remedio de la Abuela 2: Verónica

El brebaje de verónica se recomienda muy especialmente para el tratamiento del llamado “prurito senil”. Se pone una cucharadita colmada de verónica por taza y se añade agua hirviendo. Se deja reposar medio minuto y se bebe a sorbos. Se toman de una a dos tazas de esta infusión al día.

Remedios Tradicionales 3: Diente de león

Una cura de dos semanas con tallos de diente de león frescos alivia la comezón de la piel.

Remedio casero 4: Ungüento de caléndula

En caso de picores intensos, se aplica regularmente ungüento de caléndula sobre la parte del cuerpo afectada. Un masaje con un ungüento de caléndula disminuirá los picores intensos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *