Remedio Natural para la Diarrea

Remedio Natural para la Diarrea

Diarrea: Generalidades

Este término proviene del griego día, que significa a través, y de rhein, que significa correr, fluir. Inútil entrar aquí en explicaciones, todos sabemos de lo que se trata Pero no todos saben, quizás, que el número de defecaciones es muy variable: entre 10 y 100, o más, en el curso de 24 horas. Su composición resulta evidente: tiene muy pocas materias sólidas.

A menudo las defecaciones están precedidas por borborigmos y seguidas por sensaciones ano-rectales. Una diarrea prolongada provoca sed, pérdida de peso, desnutrición, anemia La mayoría de las diarreas tienen origen intestinal.

Las diarreas varían de un individuo a otro, como los reumatismos. Sin embargo, podemos citar las diarreas agudas, las diarreas crónicas, las diarreas infantiles, las diarreas de las personas mayores, etc.

ortiga

Remedios con Plantas para curar la Diarrea

Contra las diarreas de las personas mayores, que por lo general son crónicas, y están prece­didas y a menudo acompañadas, como en todos los casos de diarrea, por violentos dolores de vientre, algunos fitoterapeutas aconsejan las de­cocciones de tormentila, del latín formina, cóli­co.

En lo que se refiere a la composición de esta decocción y a su posología, los fitoterapeutas hablan de 15 a 20 gramos de raíz de tormentila para un litro de agua, que se hierve durante un cuarto de hora, y que se administra a razón de una cucharada de sopa cada veinte minutos, durante la crisis. ¿Qué es la tormentila? Se trata de una planta herbácea, entre las más astringentes que se conocen.

Para las diarreas en general aconsejamos diferentes tinturas y decocciones. Tintura de extremidades de carraspique: sólo 30 gramos (esas extremidades deben estar florecidas y frescas). Macerar durante 8 días en 100 gramos de alcohol de 60°, filtrar y trasvasar el líquido obtenido a una botella con cuentagotas. Posología: veinte gotas diluidas en un poco de agua, cada cuatro horas.

El extracto de ortiga puede constituir otra tintura: 10 gramos de extracto de ortiga, en una botella con 40 gramos de alcohol de frutas de 40°. Dejar reposar durante unos 5 días. Filtrar y pasar la tintura a una botella con cuentagotas. Deberán tomarse 20 gotas diarias. La decocción de raíz de bistorta (la bistorta es una planta de hojas truncadas, flores rojas en forma de espigas, y raíces de color rojo oscuro; tiene forma de S, de ahí su nombre).

Decíamos, entonces, una decocción de raíz de bistorta. Tomar unos 50 gramos y hervir en un litro de agua. Colar y endulzar. Continuar con el tratamiento durante 20 ó 30 días, como máximo, luego interrumpirlo durante una semana. Reanudarlo posteriormente. (Si las hojas de la bistorta se cuecen en agua, son comestibles, como las espinacas).

Remedios para la diarrea en niños

diarrea

Otra decocción efectiva para cortar la diarrea se obtiene a base de hojas de zarza-espino. Echar en un litro de agua 100 gramos de hojas de espino y hervir durante unos 10 minutos, filtrar y dejar enfriar. Tomar 4 ó 5 tazas pequeñas diarias.

¡Atención las madres! Para la diarrea infantil, utilizar la zanahoria, en forma de puré, muy líquido. Expondré aquí la “receta”, tal como la he encontrado en ciertos textos: medio kilo de zanahorias de huerta (no confundir con las zanahorias silvestres), cortarlas, picarlas, echarlas en un litro de agua poco salada y hervir durante una hora y media, aproximadamente.

Pasar por el tamiz. Añadir el agua hervida para recuperar el volumen perdido por la ebullición. Posología: a gusto, pero con moderación. Dar esta sopa al bebé, en el biberón, hasta que las defecaciones vuelvan a ser normales.

Para la diarrea infantil, también son aconsejables los frutos del gavanzo. El bello príncipe de los setos y matorrales parece adaptarse de manera particular como delicado astringente y tónico contra las diversas formas de diarreas infantiles. Los frutos del gavanzo se emplean machacados, en dosis de 30 a 60 gramos por litro de agua hirviendo (dejar en agua durante una media hora, luego colar con un paño fino).

También resultan eficaces en forma de jarabe. Los expertos nos proporcionan la siguiente receta: en una cacerola de cobre (condición indispensable) cocer a fuego lento, durante aproximadamente media hora, los frutos de gavanzo, apenas cubiertos por el agua. Luego colar y añadir un peso de azúcar que corresponda, más o menos, al del líquido obtenido. Cocer nuevamente hasta obtener la consistencia de un jarabe. Este resultará excelente. Debe conservarse en una botella herméticamente cerrada.

Los frutos del gavanzo resultan particularmente eficaces como astringente y como tónico, para las diarreas de los tuberculosos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *