Recetas de postres saludables, bizcochos, pastas y más

Los postres para enfermos diabéticos son muy limitados, debido a que el elemento principal es el azúcar; no obstante, publicamos a continuación ciertos preparados, que les servirán de agrado a nuestros lectores.

Generalmente, los enfermos de diabetes no pueden tomar ningún manjar que sea dulce, pero pueden emplear la miel y sacarina, claro es que hay enfermos que no les es permitido aún en proporción limitada; estos postres que les recomendamos son deliciosos.

copos-de-maiz

Copos de maíz con chantillí

Se escoge una panocha de granos pequeños, especial para copos, se desgrana y se echa en sartén con un puñado de sal, se tapa y se pone a fuego algo pasado; conforme se calientan, se verá que se abren los granos formando copos, los cuales se van reservando hasta que todos queden en punto.

Se echan los copos en compotera y se bañan con nata o se forma un montículo con chantillí.
Se sirve bastante frío.

Chantillí

En tazón u otra vasija se bate un vaso de nata (uno y medio decilitro), muy fría, y formada una crema compacta, se agrega sacarina al paladar y perfume de vainilla o raspadura de limón, se echa en manga de pastelería y se forma una rosa sobre los copos de maíz.

Copos de maíz con jugo de fresas

Se forman los copos según se explica en la anterior receta, y se sirven con jugo de fresas, endulzado con sacarina.

Copos de maíz con jugo de naranja

Se preparan y se presentan como los copos de maíz con fresas, sustituyendo éstas por jugo de naranja.

queso-fresco-frito

Queso fresco, frito

Se corta el queso en lonchas de medio centímetro, se pasan por harina de régimen, dándoles una palmada con el fin de que suelten la harina no adherida, se bañan las lonchas en huevo batido y se fríen en aceite, muy escurriditos, se sirven en fuente sobre servilleta.

Bizcocho de régimen

Ingredientes:

  • 150 gramos. 2 piezas. 4 ídem. 50 gramos. 10 ídem.
  • Harina de gluten.
  • Huevos
  • Yemas de huevo.
  • Mantequilla
  • Levadura Royal.

Sacarina, al paladar.

Preparación: En perol se echan los huevos, las yemas y la sacarina, se bate como todos los bizcochos, hasta que forme una crema esponjosa, entonces se incorpora la harina mezclada con la levadura, se mezcla despacio, con espumadera, y, por último, se agrega la mantequilla líquida (sin suero), se vierte en molde de magdalenas ligeramente embadurnadas de mantequilla o manteca de cerdo, se colocan en placa de pastelería y se cuecen a horno fuerte moderado, de quince a dieciséis minutos, doradas a bonito color se retiran del horno y se desmoldean. Una vez frías, se echan en latas de galletas y se conservan.

Nota.—Al batir los huevos con las yemas se puede incorporar un poco de ralladura de limón o naranja y una pizca de sal.

bizcochos-de-salvado

Bizcochos de salvado

Ingredientes:

  • Salvado lavado
    y seco 200 gramos.
  • Huevos 2 piezas.
  • Yemas de huevo2 ídem.
  • Levadura Royal 1 cucharadita.
  • Aceite 1/2 decilitro.
  • Ralladura de naranja o limón; sacarina, al paladar.

Nota.—El salvado es con la cutícula molida.

Preparación: En perol u otra vasija se echan los huevos, yemas, sacarina y ralladura, se bate como todos los bizcochos, formando una crema esponjosa, se incorpora el salvado, mezclado con la leva­dura, mezclando despacio con una espumadera, seguidamente el aceite refinado, se llenan moldes de magdalenas o tartaletas emba­durnados con mantequilla y se colocan en placa de pastelería;

Se pone ésta a homo fuerte moderado, de quince a dieciocho minutos, y dorados a bonito color, se retiran de la placa, se desmoldean y, una vez fríos, se guardan en lata de galletas con tapadera.

pastas-de-almendras

Pastas de almendras

Ingredientes:

  • Harina de soja 125 gramos.
  • Yemas de huevo 2 piezas.
  • Almendras ralla­das 50 gramos.
  • Mantequilla 50 ídem.
  • Ralladura de limón; sacarina, al paladar.

Preparación: Con la harina se forma un círculo en la masa y en el centro se echan todos los demás ingredientes, se mezclan con la masa y, reunidos, se recoge la harina, formando una masa compacta y se deja reposar media hora.
Se lamina con rodillo, al grueso del canto de un duro, y se corta a capricho, se colocan en placa de pastelería y se pintan con yema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *