Propiedades y problemas de la miel

Para iniciar conozcamos un poco sobre el empleo múltiple de la miel, bueno será, pues, a la altura de este capítulo, enumera los casos en que la miel puede ser un valioso aliado de la salud inte­gral.

  1. Varias cucharadas de las de sopa se recomiendan, du­rante el día, para aliviar los sufrimientos del gotoso.
  2. Para endulzar los alimentos, preferible será siempre la miel al azúcar.
  3. Los que utilizan plantas medicinales con fines terapéu­ticos deben saber que la miel, agregada a ellas, es de buen efecto curativo.
  4. Para el dengue hay quienes recomiendan hacer un coci­miento de miel en leche, y’ tomar una taza diaria, y hasta dos.
  5. Para tratar las úlceras rebeldes, aliviándose, se suele aconsejar un ungüento de miel, hecho de esta manera: tantas par­tes de miel como de harina. Agregar algo de agua y cocer una media hora, o menos o más, según lo aconseje la conveniencia. Aplicar
  6. Dícese que obra eficientemente sobre la vista una gotita de miel vertida sobre el ojo, dos veces en el día.
  7. Para gárgaras, nada mejor que una tercera parte de vi­nagre de vino y dos terceras partes de miel. Por separado, hacer una infusión de salvia, y agregar a ella dos cucharadas grandes, de las de sopa, de la miel avinagrada. Hágase con ello los garga­rismos.
  8. Para efectos carminativos, es decir, para propiciar la expulsión de fermentaciones intestinales, se procede en esta for­ma: una cucharada sopera de semillas de hinojo, y otra idéntica de miel. Un cuarto litro de agua. Someter a conocimiento, durante un cuarto de hora, y quizá mejor unos minutos más. Tómese por cucharadas, dos o tres en cada comida.
  9. Otra preparación útil para la vista es la siguiente: ma­chacar en mortero tres hojas de ajenjo joven. Pasar por un tamiz delgado. Juntar a este compuesto una cantidad proporcional de miel, y volver a pasar por el tamiz. Revolver, hasta que quede he­cho una pasta.
  10. Los panegiristas de la miel, de quienes tomamos los usos que anteceden y los que siguen, la recomiendan también para es­tados nerviosos en que resulta difícil conciliar el sueño, por la noche. Claro que ellos se acuerdan muy bien de decir que la miel debe ir junto a una tisana de tilo, con lo que uno se pregunta, al fin: ¿es la miel o es el tilo el que produce el efecto?
  11. En la disentería se preconiza agua fría con miel y unas gotitas de alcohol.
  12. Para las quemaduras se recomienda, en primera instan­cia las compresas de miel con aceite, o con cal viva, o con hari­na y carbonato de soda.
  13. Los franceses tienen plena confianza, para desembara­zarse de los molestos y antiestéticos sabañones, a un remedio compuesto de miel y aceite de trementina o miel y aceite de laurel.
  14. En términos generales, a la miel se le reconocen, en cuanto a medicina se refiere, propiedades antifebriles, laxantes y emolientes.
  15. Según el testimonio de Raudín, la gastritis haya un buen medicamento en el agua con miel.
  16. También se prescribe para el estreñimiento, en la for­ma que sigue: tomar en ayunas una copa de agua en la que pre­viamente se habrá vertido una cucharada con miel, de las de so­pa. Este procedimiento se seguirá a lo largo de unos veinte días al término de los cuales los resultados habrán de verse.
  17. Por otra parte, cuando los niños pequeños, en período de dentición, experimentan las molestias consiguientes, que se traducen en llanto inconsolable, frotar las encías con miel disuelta en agua es una de las cosas de más éxito.
  18. Cuando las amígdalas están inflamadas, puede acudirse a los gargarismos de medio litro de agua, 70 gramos de miel y 10 de alumbre.
  19.  Y en la fiebre aftosa, caracterizada por las úlceras mo­lestas que provoca, se hacen también gárgaras de agua con miel y alumbre o miel y bórax.

Otros innúmeros usos se señalan frecuentemente, pero todos son similares a los ya expuestos.

Propiedades y problemas de la miel

Propiedades y beneficios del Eucalipto y la Eufrasia

La miel es el excelente sustituto del azúcar

Desde el punto de vista alimenticio, el azúcar que la indus­trialización nos presenta, es inferior a la miel. Y es inferior a la miel por la misma razón de que es un producto de la industriali­zación, al que le faltan elementos vitales que la miel conserva, como producto natural. En términos generales, puede creerse per­fectamente que todo alimento sometido a maniobra de cocina o industria es inferior a los propiamente puros con que la naturale­za nos regala.

Por eso debe preferirse siempre la miel al azúcar, aunque, claro está, una razón fundamental conspira contra la uti­lización de la miel como sustituto del azúcar: su precio. La miel resulta mucho más costosa, por lo que se hace poco menos que in­accesible a los hogares de condición humilde. Una obra que sería beneficiosa para los pueblos, en general, seria no sólo reco­mendar, mediante adecuadas campañas publicitarias, el uso de frutos y alimentos naturales colaboradores de la salud, sino ade­más tratar de que tales alimentos llegasen, por su precio al al­cance de las esferas pobres de cada sociedad.

Propiedades y problemas de la miel

Propiedades y beneficios de la Graciola

Los naturistas, por ejemplo, no cesan de preconizar el régimen de vida vegetariano, como mucho más valioso para el organismo que el carnívoro. Pero no piensan en que para sustituir las proteínas y sustancias de las carnes y dedicar exclusivamente el menú a números de vegeta­les es preciso, en casi todos los tiempos y lugares, poseer una fortuna.

Pues no es el caso conformarse con una o dos varieda­des de hortalizas, sino que son necesarias muchas variedades y especialmente combinadas para que el régimen de verduras dé un resultado positivo y no conduzca, como desdichadamente les sucede a los inexpertos, a un estado de debilidad provocado por la falta de ciertas vitaminas. Con la miel acontece que, si es inmejorable desde el aspecto alimenticio, no lo es tanto desde el monetario.

El frecuente problema de la miel adulterada

La estafa más común, en las modernas sociedades, consiste en defraudar el bolsillo, es decir, defraudar los intereses metáli­cos de cada individuo. Esta clase de estafa nos subleva. Pero hay otra, quizá mucho más temible, a la cual no damos tanta importancia como a la primera, y que reside en el fraude que se comete contra la salud del género humano, adulterando los alimentos de consumo diario.

Propiedades y problemas de la miel

Propiedades del Fragón Espinoso, Fraxinela y la Fresa 

La miel, por ejemplo, es una de las sustan­cias que se prestan a esa manipulación delictuosa. Para “aumen­tarla”, suelen los industriales agregar glucosa y agua. Sólo el análisis químico puede demostrar la adulteración del producto. Si arroja proporciones desusadas de los componentes queda al descubierto el fraude. Las proporciones normales no deben exce­der de las siguientes:

Acido fórmico 25

Sacarosa o azúcar de caña 8

Glucosa y levulosa 77

Dextrina Agua

Cenizas Varias

Cuando sobrepase alguno de los elementos precitados del por­centaje que se acaba de ver, se trata de miel adulterada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *