Propiedades del Grosellero Negro y el Grosellero Rojo

Propiedades del Grosellero Negro y el Grosellero Rojo

Propiedades Grosellero Negro

Entre el pueblo de las hierbas, el grosellero negro o cassis desempeña el papel de gran consolador de las penas… infantiles. Es allí, en efecto, donde los pequeños acuden a refugiarse en ocasiones, debajo de sus ramas, de donde emana un penetrante olor.

Al cassis le gustan los parajes boscosos y pedregosos de los Alpes y de los Apeninos, y también los jardines, donde crece al pie de los muros. El grosellero rojo, jamás se ha llegado a saber si los dos, el negro y el rojo, son hermanos, o primos, o solamente homónimos y nada más.

Ciertos botánicos clasifican el primero en la familia de las grosulariáceas. El otro, el rojo, en la familia de las saxifragáceas. En tal caso, no serían en absoluto parientes. Y, por otra parte, ¿cómo podrían serlo?, si uno es negro y el otro rojo…

Pero existen otros botánicos que asocian a los dos groselleros en el seno de la misma familia de las saxifragáceas, lo que permite suponer que se los considera próximos.

El grosellero negro adopta la forma de arbustos de hojas caducas, alternas, habitualmente tan anchas como largas, y sobre todo recortadas en lóbulos agudos u obtusos, con pequeñas hojas regulares, verdosas y rojizas de cinco sépalos…

En resumen, es una planta oriunda de la Europa central y oriental. En cuanto al grosellero rojo, en seguida os daremos la descripción de sus características.

Naturalmente —siempre refiriéndonos al cassis— pasaremos por alto sus propiedades terapéuticas, de las que ya hemos hablado a propósito de infusiones y decocciones; añadiremos solamente que para su uso médico el secado debe ser rápido, hecho en el granero, sobre cañizos bien aireados.

¿Lo sabíais?

El grosellero negro disfrutaba de una excelente reputación a principios del siglo XVIII, concretamente como elixir de larga vida.

Propiedades del Grosellero Negro y el Grosellero Rojo

Características Grosellero Rojo

Familia supuesta…, no olvidéis lo que hemos dicho más arriba. Sea como fuere, he aquí su descripción. Tiene casi 2 metros de altura, crece espontáneamente en las zonas pedregosas de las llanuras y suele ser frecuentemente cultivada.

Sus frutos son bayas rojas agrupadas en racimos, pero en las plantas cultivadas también pueden ser blancas y amarillentas. Muy hermosas a la vista, se sienten deseos de cogerlas, porque se parecen a las uvas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *