Propiedades del chocolate

El chocolate se encuentra entre los alimentos modernos hay que incluir uno que pertenece por su composición principal a los glúcidos, el exquisito chocolate, que procede de polvos de diferente composición extraídos de las semillas de cacao.

El prejuicio que tienen los padres y las madres en particular por el chocolate no es compartido del todo por el pediatra y el médico clínico, salvo casos excepcionales. Es cierto que si un niño sustituye por completo comidas y cenas por tabletas de chocolate, el experto en nutrición o el médico no pueden aprobarlo.

Propiedades del chocolate

Metafísica de la Alimentación 

El chocolate aporta un enorme número de calorías y si se consume a cualquier hora una cantidad desproporcionada, se acaba por suprimir las comidas importantes. De cualquier modo, el chocolate tiene su dignidad como alimento conveniente, muy energético, hipercalórico, muy grato al paladar infantil y, por qué no, al adulto.

Naturalmente, hay una diferencia entre un tipo y otro de chocolate. Los expertos, los técnicos de la alimentación, distinguen fundamentalmente el chocolate común, en el que prevalecen los azúcares; el fino y semidulce, donde aumenta la parte de grasas; el amargo, en el que abundan las proteínas y las grasas; el clásico con leche, con aumento posterior de aporte proteico y, por último el chocolate con nueces, avellanas o almendras, con elevado contenido de proteínas (procedentes de los frutos secos).

En todo el mundo existe la costumbre de tomar “una taza de chocolate”. Hay que decir que si se hace con leche entera y buen cacao, una taza de 200 gramos de chocolate aporta 200 calorías, debidas a la suma de los principios nutritivos de la leche y del cacao. El chocolate en taza es una bebida que se consume a menú do, en el bar, en casa, en el desayuno. Es fácilmente digerible y asimilable, bastante grato al paladar y más asimilable que el chocolate puro.

Propiedades del chocolate

Reconociendo las virtudes de la papa

Existen también las natillas de chocolate y las galletitas recubiertas de chocolate, que tienen un doble valor: el de unir al valor nutritivo del cacao el de los alimentos que componen el producto de repostería. Está después el chocolate amargo, de poca aceptación (por investigaciones realizadas parece que el chocolate con leche gusta más a pequeños y grandes).

Refiriéndonos a las grasas saturadas contenidas en el cacao, teniendo presente a los adolescentes y niños, resultan valiosas en invierno o en la víspera de una competición deportiva. El chocolate representa un “carbón” que ocupa poco espacio y quema más.

Recordemos que, entre los minerales, es valioso el fósforo, que alimenta activamente la célula nerviosa y el cerebro en general, así como los procesos de maduración de los glóbulos rojos y de una parte de los glóbulos blancos en la médula ósea.

Propiedades del chocolate

Propiedades del Dátil

La teobromina es el nombre científico de una sustancia que abunda en el cacao y produce la estimulación de los riñones, una acción muy similar a la que realiza la cafeína en el organismo humano.

Además, la teobromina dilata favorablemente los vasos sanguíneos estimulando la circulación en general. Sobre todo, en las coronarias desarrolla una suave acción dilatadora que favorece la irrigación del corazón.

Existen intolerancias al chocolate y no se puede comer a voluntad, como algunos paladares golosos y glotones desearían o como querrían todos los niños en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *