Propiedades de las rosas para las personas del signo Tauro

Según los horóscopos, las personas nacidas en el curso de este período están dotadas de un sentido vigoroso de las realidades, de concen­tración mental y de obstinación; son al propio tiempo amables y generosas, y a decir verdad un poco susceptibles.

Su obstinación crónica hace que muy a menudo estén en oposición con casi todo el mundo. Los nativos de este signo corren numerosos riesgos, siempre según el ho­róscopo: heridas a consecuencia de accidentes, intervenciones quirúrgicas inopinadas, abortos involuntarios.

En cuanto a las pasiones, éstas son con frecuencia irrazonables y violentas, pero breves. Por lo visto los nativos de este signo poseen una fuerte dosis de afectividad y una sensibilidad bastante marcada.

La rosa, en cuanto esencia astral, tiene la propiedad de equilibrar las intemperancias del carácter y sobre todo de moderar los impulsos afectivos y sensuales. Por añadidura, favorece la concentración mental, protegiendo no obstante a la persona del aislamiento y estableciendo co­rrientes de simpatía y de cordialidad con el mundo que la rodea.

Los del signo tauro tienen poder de concentración

Primer período de Tauro: perfume mágico, la melisa

Las personas nacidas durante este período es­tán guiadas por Asicath, espíritu planetario de Mercurio, que rige las facultades intelectuales.

Estas personas poseen tendencias numéricas no­tables, como se dice hoy día en los test psicoló­gicos; se sienten atraídos por los estudios ma­temáticos y, por analogía, les atrae un senti­miento de armonía, de equilibrio y, por tanto, de justicia.

Poseen además una sensibilidad muy definida para la arquitectura y para la mú­sica. La aplicación del perfume de melisa sua­viza la personalidad, en ocasiones susceptible, de estos individuos y hasta confiere a las perso­nas de cierta edad una nota juvenil.

Veamos su empleo mágico: confeccionad saquitos perfu­mados con esta esencia e impregnad vuestros trajes y vuestra ropa interior; no solamente se­réis simpáticos, sino irresistibles.

Los tauro están guiados por Asicath

(tauro)

Segundo período de Tauro: perfume mágico, el jengibre

Las personas de este período están amenaza­das por la inestabilidad de la luna, de la cual depende, al parecer, el espíritu planetario de nuestro satélite: variable, injusta en su reparto de los dones de la suerte.

La suerte, ¿cómo ha­cer para atraerla? Según los textos, hay que magnetizar los objetos importantes apoyándo­los sobre la frente, después de haberse perfu­mado ligeramente con esencia de jengibre.

Jugadores, apostadores de cualquier clase, si habéis nacido en la segunda morada de Tauro, insistid: es posible que…, pero es evidente que la suerte no se interesa únicamente por el jue­go, está también lo que se llama la suerte en la vida: en las empresas, los negocios, los amo­res… En resumen, mejor que mejor para per­fumarse con jengibre.

La inestabilidad de la luna amenaza a los tauro

Tercer período de Tauro: perfume mágico, la rosa

El espíritu que domina la tercera fase del signo de Tauro parece ser un espíritu sombrío y maléfico, que se opone a las empresas, que provoca dificultades profesionales de toda es­pecie, que desencadena inestabilidad y subordi­nación, y finalmente debilita la psique y la mo­ral.

Las personas nacidas durante este período se resienten profundamente, según parece, de la adversidad con que tropieza su existencia en­tera.

La rosa, perfume mágico, mitiga la intransi­gencia de este espíritu y atrae la intervención de Venus que domina el signo. ¿Queréis evitar las decepciones amorosas? He aquí la fórmula: magnetizar con vuestro perfume los objetos de uso más frecuente y de una cierta importancia; deslizad una bolsita perfumada con esencia de rosa entre vuestras ropas, tanto la de calle como la interior: todo marchará bien para vuestros asuntos amorosos.

Se acabaron los sufrimientos, las tribulaciones, los suspiros, las lágrimas, la espera, los celos devoradores: él o ella os com­prenderá… y os amará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *