Propiedades de las habichuelas, hinojo, judías verdes, lechuga y melón

Las habichuelas, al revés que los judías verdes, las habichuelas poseen muchas calorías. Su contenido en agua es sólo del 12%, son más ricas en proteínas que lo carne y su contenido en glúcidos es prácticamente el mismo que el de los cereales. Es un alimento de primer orden, muy rico en carbono y en sustancias nitrogenadas que sin cáscara y en puré se digiere fácilmente.

Propiedades de las habichuelas, hinojo, judías verdes, lechuga y melón

Dieta láctea y El sistema check-up 

Es conveniente en la alimentación de los adolescentes, los convalecientes y las personas con sobrecarga física. Lo harina de habichuelas es muy nutritiva y es recomendable para los enfermos nutricionales. Las vainas secas de los judías en decocción a rozón de 100 gr por litro de aguo disminuyen el azúcar de los diabéticos.

El hinojo

Rico en vitaminas A y C, el hinojo posee propiedades medicinales que lo hacen recomendable en la astenia, lo oerofogia, la oerocolia y las flatulencias y también en casos de regios insuficientes, oliguria y migraña, además de favorecer lo lactancia.

Las judías verdes

Paro digerir mejor las habichuelas, los habas y la col,  añada hojas de hinojo picadas durante la cocción.

Las hojas, las semillas y las raíces en infusión son aperitivos, carminativas, diuréticas y afrodisíacas.

El hinojo interviene en la composición de un jarabe aperitivo y diurético, el jarabe de cinco raíces, con raíces de espárrago, acebo, apio y perejil y también el polvo de regaliz compuesto.

Propiedades de las habichuelas, hinojo, judías verdes, lechuga y melón

Dieta del deportista de Apfelbaum

Las judías verdes contienen pocas calorías (39 por cada 100 gr aproximadamente) y su contenido en agua os del 90%. Su utilidad estriba sobre todo en su gran contenido en celulosa y materias minerales; además favorece lo producción de glóbulos blancos y estimula el sistema nervioso y el páncreas.

Dado que es hipoglucemiante, es conveniente para los diabéticos, mientras que las personas estreñidas se beneficiarán de su contenido en celuloso. Su utilidad en los regímenes adelgazantes es indiscutible.

La lechuga

Consumida crudo o cocida, la lechuga favorece suavemente los funciones del intestino y calma los nervios, por lo que es recomendable consumirla en la cena.

Cocida o en decocción concentrado, puede utilizarse para combatir las palpitaciones, los ataques de tos espasmódicos y lo tos ferina. Las crisis reumáticas y la incontinencia de orina tienen en la lechuga una de sus mayores indicaciones.

Una ensalada de lechuga consumida por la noche le asegurará un sueño tranquilo y sin pesadillas. Los niños nerviosos y energéticos serán los primeros en beneficiarse de esto tierna ensalada.

El melón

El melón contiene vitamina A, un 92% de agua y un 7; de glúcidos Es un laxante suave y diurético y gracias a sus propiedades antiinflamatorias está indicado en las cistitis y las hemorroides, aunque algunos estómagos lo digieren con dificultad.

Propiedades de las habichuelas, hinojo, judías verdes, lechuga y melón

La Dieta verde de Diamonne y su cronograma diario 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *