Propiedades de la Potentila Anserina y la Prímula

Propiedades de la Potentila Anserina y la Prímula

Potentila Anserina o Hierba de los Gansos

Llamada también “hierba de los gansos”, ya que su nombre traducido del latín significa “ganso”. Esta planta vive en las proximidades de los estanques, de los ríos, en las tierras estercoladas por los animales y en todos los terrenos ricos en nitrógeno.

Según algunos, la hierba de los gansos, o “pico de ganso”. Es llamada así porque constituye para ciertos palmípedos un bocado selecto. Según otros, el nombre de esta planta se debe al hecho de que suele brotar en lugares frecuentados por los gansos.

Esta teoría parece más verosímil que la anterior, puesto que se sabe que la potentila anserina prospera en las tierras abonadas por los animales. Solamente los cerdos comen sus raíces; todos los demás animales parecen haberla eliminado de su alimentación.

Floración: entre mayo y julio. Esta planta está provista en este período del año de un bello follaje plateado y de bonitas florecidas, de ahí que en algunas regiones se la llame «argentada». El cultivo de la potentila anserina está aconsejado en todos los terrenos sujetos a inundaciones, ya que tiene la propiedad de retener los terrenos arenosos

Propiedades de la Potentila Anserina y la Prímula

Propiedades terapéuticas de la Prímula

—Niños, cuando volváis a casa, ¡no traigáis ramos de prímulas!
—¿Por qué, abuela?
—Porque las gallinas ya no pondrían huevos…

A decir verdad, la tradición ha murmurado mucho acerca de la prímula o primavera oficinal: hubo un tiempo en que se creía que esta hierba curaba la parálisis de la lengua y la tartamudez.

Independientemente de cuanto se haya podido decir, es un hecho que la primavera oficinal es una planta amiga de la medicina. Sus propiedades terapéuticas son conocidas desde la Antigüedad; pero conviene añadir que también es amiga de la cocina.

La prímula es una planta persistente con una roseta de hojas alargadas, de donde surge una única flor, de un amarillo un poco triste. Esta planta vive en los parajes solitarios, herbosos y boscosos, lo mismo en las montañas que en las llanuras.

Existen, pues, la prímula de la llanura y la de las montañas. La primera tiene más color. El cáliz es un tubo hinchado, con cinco dientes profundos.

La corola es de color amarillo vivo. La prímula florece justo al comenzar la primavera. Se recolecta su rizoma subterráneo a finales de invierno. Después de haberlo cogido, se limpia, se parte en dos en sentido longitudinal; luego se pone a secar al sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *