Propiedades y beneficios de las Lavandas y la Lechuga

Propiedades y beneficios de las Lavandas y la Lechuga

Conoce las Lavandas

Para empezar, diremos que hay tres clases de lavandas:

  • La lavanda oficinal (Lavandula officinalis),
  • El espliego (Lavandula latifolia) y
  • La lavanda stoechas (Lavandula stoechas).

Las tres forman parte de la familia de las labiadas. La lavanda oficinal o común es la más conocida y, sin duda, la más utilizada por sus propiedades medicinales. Está muy extendida en las zonas rupestres áridas, en los terrenos calcáreos y soleados, cerca del mar, en las colinas.

Su altura varía entre 30 y 70 cms.; se presenta en tupidos pelotones en matorrales ordenados. Las flores tienen una pequeña corola y son de color azul violáceo; la lavanda oficinal es fácil de reconocer.

El espliego tiene una esencia más fuerte que la de la lavanda oficinal: los perfumistas y los fabricantes de jabón lo utilizan, así como los veterinarios, para curar la enfermedad de las pezuñas de los caballos. Los pintores del Renacimiento lo utilizaban como disolvente.

En cuanto a la lavanda stoechas, diremos que su perfume es intenso, muy agradable, pero que marea un poco. El período ideal para la recolección de los dos tipos de lavanda, la oficinal y el espliego, abarca de junio a septiembre y de julio a agosto; los dos meses más cálidos están especialmente indicados.

Se utilizan exclusivamente las flores, que deben ser cogidas preferentemente por la tarde, ya que la calidad de la esencia es mejor en este momento. En seguida hay que poner a secar las flores al aire libre, aunque bien protegidas del sol. Para la conservación, es aconsejable utilizar recipientes de chapa para guardarlos en sitio fresco.

¿Cómo preparar la célebre lavanda?

Es sencillísimo; basta cocer 50 gramos de flores en un litro de agua hirviendo y dejarlas en infusión unos diez minutos aproximadamente. Pero lo que os interesa sobre todo es, sin duda alguna, la manera de obtener el “agua de lavanda”.

También esto es muy sencillo, a condición de que se tenga paciencia. Coged 60 gramos de flores secas y hacedlas macerar en un litro de alcohol de 32° durante un mes, después de lo cual podréis disfrutar de la famosa “agua de lavanda”, tan perfumada.

Propiedades y beneficios de las Lavandas y la Lechuga

Propiedades de la Lechuga

Se supone que existen aproximadamente 140 variedades de lechuga cultivadas y silvestres. Su nombre deriva del jugo blanco y lechoso que mana cuando se practican incisiones en el tallo en el período de floración.

Ya conocida en tiempos de Ovidio y de Marcial, esta planta herbácea era consumida de noche por el anciano Galeno para disfrutar de un sueño apacible. Plinio nos dice que la lechuga es un anafrodisiaco y que cura también la blenorragia.

Es imposible hacer aquí una descripción analítica de las características que distinguen una variedad de lechuga de otra Nos contentaremos con decir que ciertas lechugas, al crecer, adquieren espontáneamente una forma redondeada. Otras, como la “romana”, necesitan ser trasplantadas y atadas para desarrollarse en sentido longitudinal.

Podemos decir, además, que el olor de la lechuga es fuerte, amargo, que la más dulce es la lechuga de primavera, con hojas blanquiverdes. Por lo que se refiere a la leche blanca, o mejor al lactucarium contenido en esta planta herbácea, se puede afirmar con certeza que constituye un excelente remedio contra el insomnio y las toses persistentes y que se emplea en la fabricación de jabones de tocador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *