Propiedades y beneficios de la Naranja y Nenufar Blanco

Propiedades y beneficios de la Naranja y Nenufar Blanco

Propiedades de la Naranja

Evidentemente, el naranjo, padre de la naranja, no es una hierba. No obstante, recordamos aquí al padre y a la hija con objeto de rendir homenaje a los dos por sus propiedades fito-terapéuticas y nutritivas.

Se trata de un arbusto de follaje persistente, cuya altura puede alcanzar hasta 5 metros; de hojas duras, de flores blancas y perfumadas —el famoso y simbólico azahar—. Oriundo de Indochina, está extendido en todas las regiones templadas de nuestro planeta.

En nuestro país, como es bien sabido, existen extensos naranjales en las costas, sobre todo en Valencia y Andalucía. Probablemente el naranjo llegó a Europa siguiendo dos itinerarios. El primero es la ruta de los árabes, que lo habían encontrado en el curso de las peregrinaciones de sus caravanas por Extremo Oriente, introduciéndolo seguidamente en el Oriente Medio.

Desde allí, los cristianos de las Cruzadas lo trajeron a Europa. Viene después la ruta genovesa y veneciana: parece ser que fueron estos navegantes quienes lo transportaron desde China en el siglo XIII.

Como se sabe, existen especies casi idénticas, que son el mandarino y la bergamota. Las hojas de naranjo son comercializadas después de haber sido secadas al sol. Las flores deben cogerse antes de la floración, con tiempo seco, y ser puestas a secar en lugares adecuados.

El naranjo es una planta sujeta a la dominación astral de Venus, dicen los expertos en horóscopos, quienes añaden que la flor del naranjo representa la inocencia. Estos mismos expertos aconsejan llevar esta flor solamente una hora en la vida. Durante esta hora, afirman, se produce, por un misterioso proceso de alquimia, una extraordinaria operación de transferencia. La inocencia se transforma en sabiduría.

Propiedades y beneficios de la Naranja y Nenufar Blanco

Nenufar Blanco, Ninfea Blanca O Rosa De Amor

Vive en los fosos, en las cercanías de los estanques; su rizona se sumerge en el fango, nace, vive y muere en el fango. No por eso resulta menos cierto que la ninfea blanca es maravillosa. Sus hojas anchas, de color verde, tienen forma de corazón y están sustentadas por un peciolo, justo lo bastante largo para hacerlas aflorar en la superficie del agua.

Las flores, blancas y muy perfumadas, parecen flotar en ella. Se abren cuando son atraídas por los rayos del sol, para en seguida cerrarse y desaparecer en el agua fangosa cuando el sol se pone.

La ninfea blanca es, para los astrólogos, la planta de la luna, ya que ésta, como se sabe, rige las aguas y la vegetación pantanosa y submarina.

Según los ocultistas, la ninfea, o más exactamente su esencia, es particularmente favorable a las empresas relacionadas con los viajes, a los viajes de la imaginación, los cuales estimula poderosamente, suscitando sueños y visiones. Por eso los ocultistas la recomiendan a los escritores y a los poetas.

Distraídos por la magia, habíamos olvidado citar las propiedades terapéuticas de esta planta de follaje persistente: las flores, una vez secas, poseen un poder narcótico (por eso la ninfea favorece los viajes de la imaginación), suavizante y

emoliente; curan las enfermedades del riñón y de la vejiga, así como la disentería. La ninfea blanca abunda en las aguas tranquilas, en España y en casi toda Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *