Propiedades y beneficios del Trébol De Agua y el Tusilago

Propiedades y beneficios del Trébol De Agua y el Tusilago

Propiedades del Trébol De Agua

Comenzaremos por decir que hace todavía poco tiempo se pensaba que el uso continuado de la infusión de trébol de agua prolongaba la vida. A principios de siglo, un botánico francés escribía: “Se sabe de ciertas personas que han vivido más de cien años observando esta regla.”

Recordaremos a este propósito que esta planta actúa eficazmente sobre las insuficiencias del hígado; como es bien sabido, este órgano es el mayor laboratorio químico que existe en el organismo humano.

Descripción y recolección

Es una planta acuática que vive aquí y acullá, en los pantanos y en los pequeños lagos; hojas de pedúnculo largo, de color verde y de sabor amargo; tallo lampiño y articulado; numerosas flores rosadas, de cinco pétalos; cáliz dividido en cinco lóbulos.

La recolección preferentemente al principio de la floración, a partir de mayo, mes en que la planta es más rica en principios activos. Se cogen las plantas enteras y se ponen a secar inmediatamente a la sombra, colgadas o extendidas sobre cañizos. Hay que tener presente darles la vuelta con frecuencia. Y no olvidar beber en seguida una taza de infusión, para vivir mucho tiempo.

El trébol es un símbolo mágico, porque está sometido a la irradiación solar. Proporciona poder, amor y sabiduría.

Propiedades y beneficios del Trébol De Agua y el Tusilago

Beneficios del Tusilago

El tusílago, llamado también taconnet o “paso de asno”, es una planta de aspecto un tanto insignificante. Su tallo es leñoso; brota en los lugares boscosos y húmedos. La flor de tusílago es la primera del año en aparecer.

Después de la floración apuntan las hojas: grandes, redondas y dentadas. Debido a esta extraña costumbre de florecer incluso antes de tener hojas, el tusílago era llamado otrora Filius ante patrem, es decir: “hijo que nace antes que el padre”.

Ya lo hemos dicho en otra parte: las hojas secas de esta planta pueden ser recomendadas a los fumadores empedernidos. Sugerimos a los Estados, para la lucha contra el tabaco, desplegar grandes pancartas y disponer carteles a lo largo de las calles y de los caminos donde se lea: “¡Fumad tusílago; vuestra pasión por el tabaco desaparecerá envuelta en una nube!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *