Propiedades y beneficios del Corazoncillo y el Coriandro

Propiedades y beneficios del Corazoncillo y el Coriandro

Descripción del Corazoncillo

Descripción: planta erguida, sin pelos, de tamaño medio (rara vez sobrepasa los 80 centímetros). Tallos sólidos y ramificados, que tienen a lo largo dos líneas laterales salientes. Hojas opuestas, es decir enfrentadas, ovales, con puntas negras en los bordes. Flores: numerosas y de color amarillo dorado.

El corazoncillo nace al borde de los senderos, en los bosques poco tupidos, en los prados secos, desde finales de la primavera y durante todos los meses cálidos hasta las postrimerías del verano. El corazoncillo también tiene un hábitat de lujo. En los parques, donde es cultivado, halagado, mimado.

Recolección el ideal sería el día de San Juan, el 24 de junio, y para ser más exactos, al dar las doce de la mañana. ¡Atención!, no debe llover. Pero ¿y si llueve? En tal caso, esperad que llegue un hermoso día de sol, preferentemente siempre en junio.

El secado de las cimas floridas se efectúa en el granero, en guirnaldas, o extendidas sobre cañizos, siempre en un lugar abrigado. El corazoncillo es llamado también “hierba de los mil agujeros”, a causa de los puntitos transparentes de sus hojas, que semejan agujeros.

¿Lo sabíais?

¿Sabíais que el corazoncillo, cuyo perfume es muy similar al del incienso, era famoso en la Edad Media con el nombre de Fuga daemonorum y servía para ahuyentar a los demonios y a los espíritus de las tinieblas? El vulgo lo llamaba «Espantadiablos». Si una casa tema reputación de estar maldita, se entraba, se quemaba corazoncillo y los demonios ponían pies en polvorosa.

Propiedades y beneficios del Corazoncillo y el Coriandro

 

Coriandro O Cilantro

El coriandro es cultivado por sus valiosas simientes, A título completamente oficioso, podría decirse que el coriandro es oriundo del Mediterráneo oriental; lo que se puede afirmar en cualquier caso con exactitud es que los antiguos egipcios, hebreos y romanos explotaban sus beneficiosas cualidades en el terreno de la medicina.

La planta fresca exhala un desagradable olor a chinche aplastada, de ahí su sobrenombre de “chinche macho”. En su base posee hojas de lóbulos dentados, mientras que las hojas de su tallo son filamentosas y recuerdan a las del hinojo. Sus flores tienen un color rosado o blanco.

Sus frutos son diminutos y ligeramente nervados de abajo arriba. Una vez secos, adquieren un tono rojizo. Época de la siembra: marzo-abril. El coriandro necesita una tierra cálida, ligera y estercolada mucho antes.

La recolección debe hacerse en julio y agosto. Será mejor si el coriandro ha sido sembrado a finales de agosto y dejado todo el invierno en tierra. El coriandro, a diferencia de las otras umbelíferas, tiene un poder germinativo poco vigoroso.

Debido a su desagradable olor, puede decirse que, sobre todo cuando llueve y al acercarse una tormenta, proporciona dolores de cabeza y náuseas a quien se para en los campos donde crece.

Olivier de Serres ha dicho acerca del coriandro: “Sus hojas arrugadas en la mano hieden como las chinches aplastadas, pero esto no hace sino premiar aún más el agradable perfume de las otras plantas.” Bonito consuelo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *