Propiedades y beneficios Agrimonia Eupatoria y Ajenjo

Propiedades y beneficios Agrimonia Eupatoria y Ajenjo

Agrimonia Eupatoria

¿Por qué “eupatoria”?

Por el nombre de un tal Eupator Roy que, como indica Olivier de Serres, la hizo célebre. Su nombre viene más probablemente de la palabra hepa, que significa hígado (de ahí el adjetivo hepático), debido al hecho de que la agrimonia es un remedio eficaz para las enfermedades de hígado.

Por cierto, ¿sabéis quién es este Eupator Roy? Mitrídates Eupator, rey del Ponto, considerado como uno de los pioneros de la toxicología. Para evitar morir envenenado, había habituado sus órganos a absorber casi cotidianamente una pequeña dosis de veneno, para acostumbrarlos a éste.

A la agrimonia le encantan los terrenos soleados, el borde de los campos, los taludes, los senderos montañosos, los claros y la linde de los bosques. Al ir a pasear por estos lugares, podréis reconocerla por ciertos detalles: una delgada espiga de flores amarillas de cinco pétalos muy estrechos, que en ocasiones llega a alcanzar un metro de alto; cálices fructíferos duros, de diez estrías, con pequeñas cerdas curvadas en forma de gancho, que tienen una manifiesta predilección por nuestros cabellos o nuestras boinas; hojas largas, hendidas y ásperas.

¿Lo sabíais?

Antaño, los cosacos utilizaban a menudo la decocción de agrimonia contra los parásitos intestinales de su ganado.

Propiedades y beneficios Agrimonia Eupatoria y Ajenjo

Ajenjo O Absenta

La absenta común (de su nombre latino Artemisia absinthium) es una planta aromática de la familia de las compuestas, llamada también hierba santa, lo que permitiría suponer que posee propiedades terapéuticas. Es ante todo una bebida alcohólica de carácter nocivo; la tomaban con frecuencia los personajes de Zola. Baudelaire la cita a su vez en Las flores del mal.

¿Dónde encontrarla?

En lugares secos, llenos de guijarros, en la llanura y en las colinas. Es una planta que puede alcanzar un metro de altura. Sus hojas, muy recortadas y un poco felpudas, son de color gris plateado. Esta planta presenta numerosos racimos de pequeñas cabezuelas colgantes, en las cuales se agrupan numerosas flores amarillas.

El ajenjo es muy conocido en forma de licor extraordinariamente alcohólico (70°), muy en boga durante el siglo pasado. Ahora está prohibido en Francia, desde 1922, a causa de los estragos que causa en el organismo.

Pero el ajenjo tiene otra propiedad…, la de ahuyentar los insectos. ¿Tenéis un perro? Tomad un puñado de hojas de ajenjo, cocedlas en agua durante hora y media, luego retirad el puchero del fuego. Una vez fría esta decocción, tomad las hierbas, frotad con ellas al perro a contrapelo, después lavadlo con el agua de la cocción: las pulgas morirán encantadas de su dulce muerte.

Existe también el ajenjo marítimo (Artemisia marítima): más pequeña, sus hojas aparecen todavía más recortadas. Naturalmente, como su nombre indica, vive en los terrenos salinos a orillas del mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *