Navos y patatas, recetas sanas para adelgazar

Si amas los navos, o quieres tener una primera experiencia, puedes iniciar con la receta de navos a la crema, para para iniciarla debes preparar unos nabos glaseados y servir acompañados con un tarro de nata fresca.

Nabos con tomate

Se preparan y se presentan como nabos a la crema, sustituyendo la nata por puré de tomate.

Navos y patatas, recetas sanas para adelgazar

Berenjenas recetas caseras para bajar de peso

Ensaladilla de nabos

Para esta ensaladilla se aprovechan nabos que hayan cocido con otras legumbres en caldo de ternera.

Se cortan en lonchas y se aderezan con vinagreta o salsa mayonesa, se echan en ensaladera y, formando montículo, se cubren con mayonesa, adornando la bordura con lonchas de patata cocida con piel, salpicando la ensaladera con yema de huevo y perejil picado.

La patata tiene un gran poder disolvente del ácido úrico, por lo cual recomendamos estos preparados, ya que tanto la patata como su agua de cocción suponen un alimento especial y beneficioso para los artríticos.

Patatas asadas

Se lavan en agua fría dos patatas de 100 gramos cada una, se asan al horno fuerte moderado de cuarenta a cuarenta y cinco minutos; asadas, se envuelven en un paño y se dejan sudar unos diez minutos. Se sirven envueltas en servilleta, sirviéndose acompañadas de un servicio de salsa vinagreta o salsa mayonesa.

Navos y patatas, recetas sanas para adelgazar

Cebollitas recetas sanas para perder peso

Patatas “Benavente”

Se raspan con cuchillo hasta quitar la piel a 100 gramos de patatas nuevas del tamaño de una avellana y se echan en cacerolita; se montan 50 gramos de cebollitas del mismo tamaño que las patatas y se mezclan; se cubren con cuarto de litro de agua, aproximadamente; se agregan 15 gramos de mantequilla y sal y, tapadas.

Se dejan cocer moderadamente treinta minutos; cocidas,se agrega un majado de tres almendras tostadas y perejil disuelto con dos cucharadas de agua fría, se añade una cucharada de puré de tomate y, rectificado de sal, se deja cocer unos cinco minutos. Se sirve en legumbrera.

Nota.—La salsilla formada debe ser un poco espesa y no debe obtenerse más de dos cucharadas.

Patatas chicuelinas

En cacerolita se echan dos cucharadas de aceite y un diente de ajo, se deja dorar éste y se incorporan 100 gramos de patatas nuevas del tamaño de una avellana y, raspada la piel con cuchillo, se mojan con agua, cubriéndolas; se sazonan de sal y, tapada la cacerola, se deja hervir hasta evaporarse el agua; entonces se deja dorar ligeramente y se sirven en legumbrera, salpicadas de perejil.

Patatas Gildas

Se escogen tres patatas de un peso total de 250 gramos, se montan y se cortan en rajas a lo ancho, del grueso de una peseta; se sazonan de sal y se echan en sartén que contiene tres cucharadas de aceite caliente, se tapa la sartén y se deja dorar a fuego algo fuerte; doradas por algunos lados.

Navos y patatas, recetas sanas para adelgazar

Guisantes y Judias recetas caseras para bajar de peso

Se agrega un majado de un ajo con una cucharadita de perejil picado, se saltea unos segundos y se decanta la sartén quitando toda la grasa, se colocan las patatas por capas en cazuela o plato refractario (plato de los que se emplean para huevos) y se cubren con salsa de tomate algo clara, se tapa y se pone a horno algo fuerte, dejando cocer hasta casi evaporarse la salsa; entonces se sirve en el mismo plato o cazuela

Patatas Josefina

Montadas tres patatas de 250 gramos de peso, se cortan en lonchas del grueso del canto de una peseta o se pasan por la máquina de patatas a la inglesa, se espolvorean de sal y se colocan por capas en plato refractario o cazuela embadurnada con cinco gramos de mantequilla, intercalado con aros finos de cebolla.

Navos y patatas, recetas sanas para adelgazar

Recetas con apio para adelgazar RIQUÍSIMAS!!

Se agrega un picado de una lámina de ajo, perejil y una pizca de laurel y tomillo y se cubre ligeramente de agua y se agrega una cucharada de aceite fino, se espolvorea con cinco gramos de queso rallado, se coloca el plato al horno, dejando cocer despacio hasta evaporarse el caldo; entonces se retira, procurando que la superficie haya quedado ligeramente tostada. Se sirven recién preparadas.

Patatas a la menta

En cacerola se echan 150 gramos de patatas nuevas pequeñas, raspadas con cuchillo, o la misma cantidad en patatas torneadas del tamaño de una aceituna sevillana, se cubren de agua fría o caliente, es igual, y se agregan una hoja de menta y sal, se tapa la cacerola y se deja cocer unos treinta minutos, procurando que hierva algo fuerte para que el punto de cocción coincida con la evaporación casi total del agua; entonces se sirve en legumbrera, adornando las patatas con la hoja u hojas (si son pequeñas se ponen dos) de menta.

Navos y patatas, recetas sanas para adelgazar

Alcachofas recetas sanas para perder peso

Patatas Pilarín

Se montan tres patatas de 250 gramos de peso total, se cortan por la mitad, y éstas, en gajos del tamaño de una naranja, se echan en cacerola y se cubren con cuarto de litro de agua, se agrega un majado compuesto de 18 piñones tostados, una pizca de pimentón dulce, una lámina de ajo y perejil disuelto con dos cucharadas de agua fría, se agrega una cucharadita de aceite fino y sal y se deja cocer, tapada la cacerola, hasta casi evaporarse el caldo. Se sirve en legumbrera con dos cucharadas de caldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *