Lenguado, recetas sanas para perder peso

Antes de darte a conocer estas excelente recetas no queremos perdernos la oportunidad de indicarte, que el galio, es un pescado que se adaptan las recetas del lenguado.

Filetes de lenguado escalfados

Se quitan las dos pieles a un lenguado de 150 a 200 gramos y se hacen cuatro filetes, se aplanan para que al cocer no se abarquillen y encojan, y se echan en caldo o fumet de pescado templado, deján­dolo que el caldo esté hirviendo moderadamente cinco minutos, se re­tira la placa del fogón, y reposados dos minutos, se sirven en fuente sobre servilleta, adornando los costados con alguna legumbre cocida al vapor, sirviendo el caldo de la cocción en salsera.

Lenguado, recetas sanas para perder peso

Tomate, zumos y sopa, recetas sanas para perder peso

Nota.—Conviene que los filetes no lleguen a hervir fuertemente, a fin de que no se encojan y pueda obtenerse una carne de aspecto muy blanco y jugosa.

Fumet o caldo de pescado

Preparación.—En cacerola se echan los desperdicios del lengua­do, 25 gramos de zanahoria y 25 gramos de cebolla cortada en roda­jas finas, 10 gramos de apio y dos rabos de perejil, una pizca de lau­rel y tomillo y dos granos de pimienta blanca, se cubre con cuarto de litro de agua y se arrima al fogón, dejándolo hervir muy despacio has­ta obtener un decilitro de caldo; entonces se pasa por una estameña y se reserva.

Notas.—El caldo obtenido se echa en una pequeña placa besuguera.

Un chorrito de zumo de limón en el caldo hace que los filetes resulten más blancos.

Lenguado escalfado

Se coloca un lenguado de 150 a 175 gramos de peso (limpio) en placa besuguera, se riega con un decilitro de caldo según se explica en la receta anterior, se cubre el pescado con un papel satinado, se arrima al fogón que apenas hierva, dejándolo de ocho a diez minu­tos.

Lenguado, recetas sanas para perder peso

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

El escalfado, se sirve en fuente sobre servilleta, adornando los cos­tados con unas patatas al vapor. El caldo de la cocción se puede ser­vir en salsera

Lenguado o filetes de lenguado con mayonesa

Se escalfan según se indica en las anteriores recetas y se sirven adornados con patatas cocidas al vapor o al agua; en salsera se sir­ve salsa mayonesa, la cual se ha escaldado con el caldo de escalfar el pescado.

Lenguado o filetes de lenguado con nata

En un decilitro de caldo de pescado se agrega una cucharada de nata espesa y fresca y se escalfa según se indica al principio de este capítulo; se sirven en fuente sobre servilleta, adornados con alguna legumbre cocida al vapor o cocida a! agua. El fondo de la cocción se reduce, y obtenidas dos cucharadas, se retira del fogón y se incor­pora una cucharada de nata espesa y cruda, se vierte en salsera y se sirve.

Lenguado, recetas sanas para perder peso

Pastas y navos, recetas sanas para adelgazar

Lenguado o filetes de lenguado a la parrilla

A un lenguado de 175 a 200 gramos se le quitan las dos pieles y se hacen cuatro filetes, se aplanan para igualarlos, se sazonan de sal y zumo de limón y se bañan en mantequilla líquida (15 gramos), se echan sobre miga de pan fresca, hecha con pan de régimen (aunque también del pan corriente es bueno), y bien envueltos, se aplanan y se recortan las rebabas, y muy iguales, se les hace unas rayas con el canto de un cuchillo, se asan a la parrilla, y doradas a bonito color, se sirven en fuente sobre servilleta. Se acompañan con patatas fritas o cocidas al vapor.

Cuando el lenguado es entero, se prepara de la misma forma que los filetes y se presenta como los filetes.

Filetes de lenguado con salsa de tomate

Se pueden escalfar con caldo de pescado según se indica al prin­cipio de este capítulo o en caldo más concentrado, con igual propor­ción de salsa de tomate no muy espesa, pero concentrada.

Lenguado, recetas sanas para perder peso

Champiñones y espárragos, recetas sanas para adelgazar

Se sirven a punto con la salsa de la cocción. Se acompañan en legumbrera con una legumbre cocida al vapor o cocida al agua.

Nota.—La adición de un chorrito de limón al caldo de pescado hace a éste variar su exquisitez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *