Las zanahorias, espárragos y ventaja de patatas

Las Zanahorias, son muy sabrosas, de color característico, digeribles, con efecto levemente colagogo, lo que las hace muy recomendables para los enfermos de hígado. Las zanahorias son abundantes en vitamina A, denominada caroteno en su forma pro vitamínica; contienen proteínas, que actúan bien en el intestino. Se suelen consumir frescas o cocidas.

Los espárragos

El consumo de espárragos es una costumbre antigua, de más de 2000 años. En su tiempo, se ocupó de analizar el filósofo y botánico Teofrasto, un discípulo de Aristóteles. El italiano Catón, austero al máximo, pero amante de la cocina, enseñaba en latín tres maneras de cultivar espárragos. Es curioso leer, también, el menú de una histórica cena de la antigua Persia: una langosta enorme, extendida sobre un lecho de espárragos, dispuestos en forma de una gran estrella.

Los médicos de la Antigüedad no diseñan los banquetes a base de espárragos; de ello se ocuparon el médico personal de Augusto, Celso Cornelio Aun, así como Galeno Claudio. Los antiguos médicos romanos hacían publicidad del espárrago como laxante, hepato protector y diurético.

Las zanahorias, espárragos, patatas y ventaja de patatas

Los aceites alimenticios 

La Medicina moderna y la dietóloga establecieron su efecto terapéutico a la luz del conocimiento de sus características químicas. Por diversos motivos se trata de un nutriente excepcional. Veamos, si no, los aminoácidos que el espárrago posee: lisina, histidina, arginina, ácido aspártico, treonina, serina, ácido glutámico, prolina, glicina, alanina, cistina, valina, metionina, isoleucina, leucina, tirosina, fenilalanina y triptófano.

Además, en el espárrago existe una sustancia llamada esparraguina, causante del característico efecto oloroso-diurético. Hay también un azúcar particular, la esparragos y, por otro lado, la presencia de sustancias quedan al espárrago un suave efecto laxante. El espárrago tiene también efecto estimulante sobre la diuresis. Parece que este efecto se debe a los espárragos. En cuanto a la digeribilidad de estos vegetales (y a su asimilación gastrointestinal) digamos que está en relación con la forma de cocción.

Las zanahorias, espárragos, patatas y ventaja de patatas

Propiedades de la margarina

De hecho, el espárrago se cocina largo tiempo con mucha agua, a fin de que sus fibras queden blandas.

No todos digieren bien los espárragos, pero cuenta mucho el grado de cocción, Es mejor comer las puntas que el tallo. Pero lo cierto es que la posible dureza de sus fibras está en estrecha relación con la calidad del producto que adquirimos.

Otra peculiaridad del espárrago es que no resulta aconsejable para las madres que amamantan a sus hijos.

Las patatas

Entre los vegetales más universales y difundidos está indudablemente la patata. Pomme de terre para los franceses, kartoffel para los alemanes, potato para los ingleses; todos la comen. Junto con el pan, las carnes y el pescado, constituye la base de la alimentación de muchísimos pueblos. Se calcula que la mayor parte de los trabajadores consume el equivalente a 580 gramos de patatas por habitante, aunque las poblaciones nórdicas consumen cantidades que en promedio superan a esta cifra.

La patata es un alimento valioso, ya que aporta una notable cantidad de calorías, 90 por 100 gramos. Con todo, los expertos en nutrición resaltan que no es un alimento completo, ya que contiene agua y un 18 por ciento de almidón. A sí que se ha podido comprobar, en las poblaciones y en los sujetos que recurren a la patata como único alimento, la existencia de una enfermedad denominada precisamente enfermedad de las patatas.

Las zanahorias, espárragos, patatas y ventaja de patatas

Propiedades de Los Vegetales

Se caracteriza por una disminución de masa de los tejidos. Esta enfermedad fue descubierta en los prisioneros de guerra que tan sólo comían patatas.

De todos modos, hay que señalar que posee, entre otras cosas, una notable cantidad de hierro y vitamina C. Pero para que esos componentes no se pierdan, es preciso hervirlas con su cáscara. Por lo tanto, hay que distinguir entre patatas peladas y no peladas, hervidas y fritas. Indudablemente, es importante asimismo la calidad de la patata. La parte externa del tubérculo es mucho más rica en almidón que la parte central.

La ventaja de la patata es también de índole económica.

A l haber cultivos muy extensos en todo el mundo, su costo es relativamente bajo. Las patatas se asimilan mejor cuando están aderezadas con aceite de oliva que con mantequilla. La digeribilidad se facilita con la forma de cocción; las hervidas son más asimilables, las fritas no son toleradas por estómagos delicados o enfermos.

Los enfermos de úlcera no asimilan bien las patatas fritas y acaba por irritar su mucosa gástrica, ya de por sí inflamada. El valor calórico de la patata varía según la forma de preparación:

100 gramos de patatas cocidas dan 90 calorías;

100 gramos de patatas con mantequilla, 200 calorías;

100 gramos de patatas fritas, 250 calorías.

Está claro, por lo tanto, que el aceite influye en el incremento calórico.

Las zanahorias, espárragos, patatas y ventaja de patatas

Propiedades de la lechuga, espinaca, alcachofa, tomate, berenjenas e hinojo

Quienes padecen de nefritis (inflamación de los riñones) o de cualquier forma de insuficiencia renal, deberían desechar las patatas de su dieta, porque provocan un aumento en la concentración sanguínea de potasio, perjudicial para estos enfermos. Lo mismo vale para los afectados por el “mal de Addison”, una enfermedad endocrina que hace funcionar mal las glándulas suprarrenales, lo que produce desequilibrios salinos.

La patata se digiere (sobre todo por su componente de almidón) en aproximadamente dos horas. Existen patatas de pulpa amarilla y de pulpa blanca. Las amarillas son más sabrosas. Algunas personas creen que el brote envenena la patata, pero es un prejuicio falso que no resiste el análisis científico.

Las zanahorias, espárragos, patatas y ventaja de patatas

Propiedades de las legumbres, guisantes, judías, lentejas y soja

El contenido de aminoácidos del tubérculo es interesante, sobre todo de los llamados esenciales. En la patata encontramos: lisina, histidina, arginina, ácido aspártico, treonina, serina, ácido glutámico, prolina, glicina, alanina, cistina, valina, metionina, isoleucina, leucina, tirosina, fenilalanina y triptófano. El ácido glutámico es muy importante en los procesos de nutrición de las células nerviosas (como se ha dicho en otra parte del libro).

Un curiosidad dietética, apoyada por muchos médicos, es la de la patata como alimento “antigripal”. El consumo de patatas, en este sentido, está muy extendido en Yugoslavia, donde se considera en la composición química de la patata un efecto genérico anti infeccioso contra los vimos causantes de los diferentes tipos de gripe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *