Las propiedades de la glicina para las personas del signo Piscis

Profundamente sentimentales, versátiles, los nativos de este período son también muy indo­lentes: detestan todo esfuerzo; por el contrario, tienen una gran riqueza de intuición, de inspi­ración, y también están dotados de una incons­ciencia notable que les hace, cómo diríamos… un poco dobles.

Debido precisamente a estas cualidades combinadas con sus defectos, los na­tivos de Piscis tienen una vida un poco ator­mentada: su camino está sembrado de intrigas, de maquinaciones y de engaños. ¿Aman? O más exactamente, ¿son pasionales? Sí, pero a su ma­nera, y siempre se tratará de pasiones desorbi­tadas.

Les amenazan algunos peligros: deberán guardarse de los cataclismos colectivos, de las inundaciones, de los huracanes, de Ios-terremo­tos… Están igualmente sometidos a huracanes morales y sentimentales, siempre debido a su carácter y a su temperamento.

Pues bien, la esencia astral de glicina, que, como dicen los expertos en horóscopos, forma parte del mecanismo de la esfera de Júpiter, ejercerá el saludable efecto de reactivar el flujo de las ideas: en estos sujetos, en efecto, las ideas tienden a dispersarse, a perderse en la va­guedad y la irrealidad, precisamente a causa de su emotividad, de su sentimentalismo, de su in­constancia; por añadidura, están dotados de una inteligencia muy difusa.

Por tanto, la esencia as­tral de glicina ejerce una función estabilizadora.

Los Piscis son muy sentimentales

Primer período de Piscis: perfume mágico, el jazmín

Este período está dominado por un espíritu celeste, espíritu planetario de Saturno, de carác­ter inestable y caprichoso, melancólico y eter­namente insatisfecho. Los sujetos nacidos bajo esta influencia se ven afligidos por prolongadas y penosas ansiedades, se preocupan por cual­quier cosa y la más mínima adversidad les aplas­ta. Se irritan por una fruslería hasta el paroxis­mo, son caprichosos, inestables, confusos y no llevan nada a término.

A menudo persiguen quimeras y siempre están dispuestos a lamen­tarse de su fracaso. En pocas palabras, pueden ser considerados como los fracasados por exce­lencia. ¿Cuál es el efecto del perfume mágico del jazmín? Actúa sobre el mecanismo humano y sobre la actividad cerebral y psicológica de las personas nacidas bajo la influencia de Archata- pias, que es precisamente el espíritu que do­mina este primer período.

Parece que los resul­tados son excelentes; se obtiene una verdadera regeneración psíquica, el carácter se vuelve más firme, la mente más clara y serena, la voluntad más sólida. El perfume mágico del jazmín es un verdadero elixir que aleja las enfermedades, sobre todo las del aparato digestivo. ¿Cómo uti­lizarlo? Aplicándolo en el cuello, el pecho y los muslos, según dicen los especialistas en la mate­ria.

Gracias al Jazmín la mente se vuelve más serena

(Jazmín)

Segundo período de Piscis: perfume mágico de peonía

Los nativos de este período son, en cierto sentido, unos desequilibrados: amantes de la gloria, de los honores, a menudo ponen en pe­ligro su integridad, en nombre de esa superio­ridad individual que consideran una caracterís­tica dominante de su carácter.

Esto, lógicamen­te, acarrea infinidad de problemas: podía de­cirse que «se golpean la cabeza contra las pare­des» un poco en todas partes; en el medio en que viven, en el que trabajan, y también en el que aman.

Pues bien, la esencia de peonía tiene la facul­tad de proteger a todos los nativos de este se­gundo período de Piscis, y de protegerlos muy especialmente en el curso del período astral más negativo, cuando sufren las amenazas que pueden destrozar las posiciones conquistadas gracias a la perseverancia y al valor. El empleo mágico es muy sencillo: basta con el perfume.

La peonía sirve para conservar el valor

Tercer período de Piscis: perfume de flor de azahar (naranjo)

Attenbuing, tal es el nombre del espíritu pla­netario de Marte que domina este período. Es el más sensual y el más libertino de todos los espíritus del sistema solar. Los nativos de este período experimentan inevitablemente la in­fluencia de este espíritu. Por tanto, están apega­dos desesperadamente, vorazmente, a los place­res, a las alegrías de la vida y de… la mesa.

Si se ven obligados a trabajar, dicen nuestros especia­listas, se resignan, pero con grandes esfuerzos, lamentándose a más y mejor, y con frecuencia se las arreglan de muy buen grado para ponerse enfermos. La influencia de este espíritu se hace sentir más claramente en el sexo masculino que en el femenino.

Los hombres —es fácil adivi­narlo por lo que acabamos de decir— tienden a dejarse llevar por los placeres, sobre todo por los sensuales, hasta la exasperación. No es nada extraño encontrar numerosos seductores entre los nativos de este período.

El perfume mágico de la flor de azahar per­mite lograr una elevación positiva y benéfica de los pensamientos y de los sentimientos. ¿Cómo aplicarlo? Es muy fácil: como un perfume per­sonal; y por la mañana, en el baño, la flor de azahar produce, según parece, efectos tranquili­zantes. También puede utilizarse en bolsitas guardadas en los cajones de la ropa interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *