La antidieta o Fit-for-Life para adelgazar

El programa Antidieta (originalmente llamado Fit-for-Life: En forma de por vida), de los expertos en salubridad estadounidenses Harvey y Marilyn Diamond, no ha de entenderse sólo como una cura de adelgazamiento sino también como una nueva forma de filosofía de la alimentación, que fortalece al cuerpo y al espíritu, que nos saca del callejón sin salida de una nutrición falsa y que con ello abre unas perspectivas totalmente nuevas.

Aunque es cierto que hay una dieta introductoria adelgazante de cuatro semanas, no hay limitaciones en cuanto a las cantidades, no hay que contar las calorías y no se dan unas normas detalladas.

¿Qué se puede comer con este regimen

La antidieta o Fit-for-Life

El núcleo central de esta doctrina dietética es el dictado de no comer por la mañana nada más que fruta. Se puede tomar la cantidad que se quiera y si se siente un hambre intenso se pueden incluir uno o dos plátanos, pero nada más, nada de pan, ni de muesli, ni un café.

Al mediodía ya se puede comer algo más, una fuente grande de ensalada o una bandeja de hortalizas crudas con galleta de pan y mantequilla. También está autorizada una sopa caliente.

Por la noche, finalmente, se levantan las restricciones: se toman carne, pescado, aves, arroz, verduras, patatas, etc.

En la teoría del matrimonio Diamond lo decisivo no es lo que se come, sino cuándo y de qué modo se componen las comidas.

Con ello este régimen se encuadra entre las dietas de separación, en la que los hidratos de carbono y las proteínas no se toman juntos y la grasa se utiliza con sobriedad.

Harvey y Marilyn Diamond añaden otra recomendación más a su programa: ya que el propio ser humano consta en casi el setenta por ciento de agua, también nuestra alimentación debería consistir en un setenta por ciento de alimentos ricos en agua (fruta, verduras, ensaladas) y sólo en un treinta por ciento de productos secos.

Cómo actúa el programa Antidieta

En opinión de Harvey y Marilyn Diamond se producen trastornos digestivos cuando se comen al mismo tiempo proteínas y almidón, por ejemplo, un bistec con patatas asadas, pues -según ellos- para digerir el primero se necesitan unos jugos gástricos ácidos mientras que para las segundas hace falta que sean básicos, o sea alcalinos.

Los jugos ácidos y alcalinos se neutralizan y con ello se retrasa la digestión y es necesario bombear mayor cantidad de jugos gástricos al estómago; mientras tanto, las proteínas se desintegran por descomposición y los hidratos de carbono se fermentan.

Por último, al intestino llega una masa corrompida y maloliente que ya no proporciona ninguna energía y que apenas puede utilizarse para la síntesis de una estructura celular sana.

Los Diamond quieren acabar con ello. Los hidratos de carbono se comen por la mañana y al mediodía, las proteínas por la noche. El bolo alimenticio pasa entonces por el estómago en tres horas en lugar de doce; la energía obtenida puede utilizarse para desintoxicar de los residuos perjudiciales y para adelgazar, Harvey Diamond afirma:

“Si este mecanismo está probado o no, carece de importancia. Lo principal es que funciona”.

Cómo actúa el programa Antidieta

Componentes

En el programa Antidieta hay sobre todo fruta, de cualquier tipo, según los gustos personales. La única condición es: debe ser fresca. Además, hay verduras frescas sin limitaciones, ensaladas, legumbres y productos lácteos del tipo de mantequilla sin sal, yogurt o queso.

El pan es integral, el arroz sin pelar ni pulir y la pasta también integral. La harina deberá molerla uno mismo a ser posible y consumirla en el plazo de doce horas.

La carne y el pescado están autorizados, aunque se desaconseja la carne de cerdo debido a su elevado contenido en grasa, lo mismo que los ahumados de carne y de pescado ensaladas debe utilizarse aceite vegetal, que es rico en ácidos grasos no saturados.

El azúcar está prohibido, aunque puede utilizarse miel para endulzar.

¿Qué se puede comer?

Calorías: Sin limitación.

Proporción de nutrientes: 60% hidratos de carbono, 30% proteínas, 10% grasas.

Desayuno: Fruta fresca, macedonia de frutas, zumo recién exprimido.

Comida: Fuente de verduras; ensalada con queso fresco; emparedado de aguacate; sopa de lentejas; salvado de trigo con ensalada.

Cena: Pollo asado; setas estofadas; filete de pescado frito; pasta con verduras.

Bebidas: Zumo de fruta, jugo de hortalizas, infusión de hierbas, café de malta.

Intolerancias y riesgos

Ventajas de este régimen

El programa Antidieta ofrece una dieta equilibrada en sus nutrientes con muchas vitaminas, minerales y fibra, de modo que facilita una buena digestión.

Con una elevada proporción de fruta, verduras y ensaladas, el reducido porcentaje de grasas conduce a un déficit calórico y por consiguiente, en el curso de cuatro semanas, a una pérdida de peso.

Desventajas

El aporte, al principio a veces inhabitual, de tanta fruta, ensaladas y verduras conduce a fenómenos secundarios no deseados del mismo tipo que los del cambio a una dieta rica en fibras, tales como flato, cólicos intestinales o diarrea.

El déficit de hidratos de carbono puede dar lugar a estados de debilidad física o nerviosa cuando al consumir mucha fruta por la mañana, se toma poca que sea rica en hidratos de carbono (por ejemplo, plátano).

La separación entre los hidratos de carbono y las proteínas, que sólo se consumen por la noche, la consideran los científicos sin sentido desde un punto de vista fisiológico de la nutrición.

La concentración de ácidos en las secreciones gastrointestinlaes se ajusta con gran exactitud a los componentes del bolo alimenticio y, además, oscila sólo dentro de unos límites muy estrechos.

Separando los hidratos de carbono (por la mañana y al mediodía) y las proteínas (noche) se puede incluso alterar la adaptación funcional de los ácidos gastrointestinales, controlada mediante hormonas y péptidos (los de tipo nervioso).

La antidieta o Fit-for-Life para adelgazar

Intolerancias y riesgos

Las personas que viven sometidas a un gran estrés suelen tener mayores necesidades de proteínas e incluso de grasa, aunque tengan sobrepeso.

Los depósitos adiposos del vientre, los muslos y las caderas no pueden atribuirse sólo a los ácidos grasos de la alimentación, puesto que éstos son imprescindibles para toda una serie de procesos metabólicos.

Al estar pensado para largo plazo, el programa Antidieta puede dar lugar a dolencias y síntomas carenciales. Esto es válido igualmente pina las personas con actividad física.

Resumen del programa Antidieta

Con su composición de los alimentos y sus mentís, este programa es más adecuado como cura de adelgazamiento a corto plazo o como una dieta modificada de frutas y zumos para una semana que como un régimen de adelgazamiento a largo plazo.

El punto débil de este programa está en sus altas aspiraciones. Por lo demás, la recomendación de comer mucha fruta, ensaladas o verduras es totalmente razonable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *