La alga espirulina, te decimos para que sirve y como se toma

Esta alga es uno de los alimentos naturales más ricos en nu­merosas sustancias vitales: vitamina B12 (con 10 g se cubre el 533 por ciento de la dosis diaria recomendada, lo cual permite cubrir ampliamente incluso las necesidades de los vegetaria­nos); betacaroteno o provitamina A (unas 15 veces más que las zanahorias) que es un poderoso antioxidante; hierro, ácido gamma-linolénico, manganeso, cobre, etc.

Es dos o tres veces más rica en vitamina E que el germen de trigo y con tanto con­tenido en calcio, fósforo y magnesio como la leche.Este tipo de alga tiene muchas vitaminas

Posee un 70% de proteínas de alta calidad

Muy equilibradas y fácilmen­te asimilables para el organismo. Tiene un 5% de grasas insa- turadas, esenciales para el organismo y que también se encuen­tran en los frutos secos y algunos aceites vegetales.

Su abundancia en minerales produce en la sangre un efec­to alcalinizante y depura el organismo al eliminar los efectos ácidos propios de la dieta moderna.

La espirulina es recomen­dable en muchos casos, como en contra del colesterol. La espirulina, al igual que muchas algas, ayuda a disolver las grasas y depósitos adiposos produc­to de una alimentación incorrecta.

La espirulina reduce el co- lesterol gracias a su riqueza en clorofila (1,1 g por 100 g de es- pirulina), ácidos grasos poliinsaturados (1 g por 100 g de espi- rulina) y fibra (8 g cada 100 g de alga) y fibra (8 g en 100 g de espirulina), por la presencia de ácido nicotínico y por su con­tenido en aminoácidos esenciales, especialmente lisina, argi- nina, metionina y fenilalanina.

Esta alga tiene muchas proteinas

Contra la anemia

La espirulina contiene más hierro que cualquier otro alimento: seis veces más que los cereales completos y diez veces más que las espinacas. Además, se com­bina con una proteína, la ferodoxina, que permite su asimila­ción directa por el organismo.

La falta de hierro, componente de la molécula de hemoglo­bina, produce la disminución de glóbulos rojos en la sangre y desemboca en una anemia. Gracias a la hemoglobina, los gló­bulos rojos aportan oxígeno a las células.

En las dietas de adelgazamiento. La espirulina se pre­senta habitualmente en polvo o en cápsulas que, tomadas antes de las comidas, con abundante agua, sacia el apetito y así se evita comer en exceso.

Contiene mucha fibra que, al ab­sorber el agua, aumenta de volumen y produce una sensa­ción de saciedad. Resulta muy adecuado en las dietas de adel­gazamiento, ya que es un alimento rico en proteínas y vita­minas.
En la cocina. La espirulina en polvo se puede integrar a las sopas, ensaladas y a las masas para tartas.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *