Infórmate sobre las utilidades del Cinc, Yodo y Flúor

Infórmate sobre las utilidades del Cinc, Yodo y Flúor

Funciones del Cinc en el cuerpo humano

Después del hierro, el cinc es el elemento vestigial que más necesitamos. Desempeña en el metabolismo un papel similar al de las vitaminas (excepción hecha de las del grupo B). Es componente de muchos enzimas y también de la insulina; impres­cindible para la digestión de los hidratos de carbono y el me­tabolismo del fósforo.

También para la síntesis de los ácidos nucleicos, que controlan la síntesis de las proteínas en las célu­las del cuerpo; el cinc es insustituible. Ayuda en la cicatrización de las heridas; en la degradación del alcohol y en la síntesis de los genes de nuestras células

El cinc abunda en especial en el pescado, en la carne muscu­lar y en los frutos secos; así como en los cereales aunque gran parte se pierde durante la molienda y el posterior tratamiento. En Oriente Medio; donde el pan integral ácimo contribuye de modo importante a la alimentación del pueblo, muchas personas padecen carencia de cinc porque los ácidos vegetales, las proteínas y los colorantes impiden la absorción de este mineral.

El déficit puede conducir también a falta de apetito, lo que con­tribuye a incrementarlo. Si se bebe mucho alcohol, se “lavan” grandes cantidades de cinc del hígado hacia la orina. El cabello frágil y las uñas quebradizas o con puntos blancos son síntomas de esa carencia.

setas

Yodo y Flúor, Minerales de Interés

De este elemento vestigial importante para el funcionamien­to del tiroides necesitamos sólo cantidades ínfimas. El cuerpo humano contiene alrededor de 25 miligramos.

Sin él no podríamos existir pues este elemento desempeña un papel importante también para la obtención de energía, lo mis­mo que en el metabolismo basal; es decir, el consumo de ener­gía en estado de reposo, que en adultos es de alrededor de una caloría por minuto.

Ayuda al cuerpo a quemar las grasas alma­cenadas cuando el aporte diario de energía no es suficiente. El yodo, pues, contribuye también al adelgazamiento. Con su ayu­da, y con una producción normal de la hormona de la glándula tiroides; la tiroxina, se transforma carotina en vitamina A y se incrementa la absorción de hidratos de carbono en el tracto gas­trointestinal.

te

El yodo contribuye a la salud psíquica así como a tener unos cabellos; una piel, unas uñas y unos dientes sanos. Este elemento vestigial se encuentra en el pescado de mar y en las setas.

El flúor es imprescindible sobre todo para nuestra estructura ósea y para los dientes. Este elemento vestigial estimula la in­corporación del calcio a los huesos, procurando así una estruc­tura esquelética robusta.

Protege también a nuestros dientes con­tra la caída y contra los ácidos; producidos por las bacterias a partir de azúcar principalmente y que atacan el esmalte. El flúor deposita en este último finos cristales y previene la caries. Este elemento vestigial se encuentra en el pescado de mar, la carne, el queso y el té. En algunos países también se le añade al agua potable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *