El Imprescindible Ejercicio Físico en la Dieta

No era el tiempo de Don Quijote el más adecuado para enfrentarse a la institución eclesiástica, y la frase ha quedado para la posteridad para utilizarla cuando nos oponemos a algo más fuerte que nosotros. El ejercicio en el gran problema. La mayoría de los enfermos acepta la dieta, la medicación, si es necesaria, pero es muy difícil que se sometan al ejercicio.

Sin embargo, es justamente el ejercicio físico, practicado con moderación, el que permite reducir la resistencia  a la insulina que se produce sobre todo en las obesidades abdominales. También es importante como medida de mantenimiento.

El Imprescindible Ejercicio Físico en la Dieta

Click para ir directamente

Los Beneficios del Ejercicio

  • Mejora el tono muscular.
  • Se obtiene más flexibilidad en las articulaciones.
  • Mejora la capacidad pulmonar.
  • Mejoramiento del funcionamiento del corazón y de los vasos sanguíneos.
  • Elimina el estrés, la ansiedad y el nerviosismo, y hasta se duerme mejor.
  • Recientes estudios demuestran que cuando la actividad física es intensa, el apetito disminuye.
  • También se consigue que la grasa se cambie por músculo, dando dureza y mejor forma al cuerpo.

Para iniciar un plan de actividad física no elija deportes demasiado complejos ni aquellos que nunca ha practicado. Los más aconsejables son: caminar, nadar, practicar el ciclismo o la gimnasia.

No utilice excusas como “No tengo tiempo”, porque esa motivación es pobre y demuestra una mala organización.

 footing

Cuando veíamos a los primeros practicantes del footing por nuestros parques, creímos que pronto serían legión, pero la verdad es que no han prosperado, o al menos no se les ve, seguramente porque cada cual corre cerca de su casa.

El footing, que podía ser una buena solución, se complica para la mentalidad española; ya que hay que vestirse de una manera especial. Si han aumentado los ciclistas y si lo sabemos es, por desgracia, debido a los accidentes que han sufrido en las carreteras.

No obstante, y en comparación con otras épocas, el aumento de deportistas no competitivos; que sólo lo practican para su propio mantenimiento, es ciertamente espectacular. Y si el deporte resulta importante para quienes se conservan a la perfección; en el caso de los obesos se hace fundamental. Tomen buena nota del gasto energético que hacemos en las actividades cotidianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *