Helados, recetas sanas para adelgazar

Con los jugos de frutas anteriormente explicados se preparan helados muy finos y sanos. Para ello, se echan en máquina de he­lar según hemos explicado, o rebajados con parte de jarabe: una vez helados, se sirven, en copa.

La adición de una parte de nata espesa y fresca enriquece en sabor y riqueza de vitaminas. Estos helados resultan exquisitos. Se echa en máquina el jugo de frutas y al mismo tiempo se incorpora una tercera parte o igual cantidad de nata.

Jarabe para rebajar los helados

En cazo se echan 100 gramos de azúcar, un decilitro de agua y una película de limón, se arrima al fogón y cuando rompe el her­vor, se espuma y se deja cocer moderadamente cinco minutos, se re­tira y se deja enfriar.

 Helados, recetas sanas para adelgazar

Legumbres y alcachofas recetas sanas para perder peso

La graduación de estos jugos para helados debe oscilar entre 16 a 22 grados, haciendo la graduación con el pesajarabes.

Notas.—Cuando el jugo excede de dicha graduación, se aumenta agua fría, y si falta graduación, se aumenta jarabe frío hasta completar el gra­do perfecto.

Estos helados a base de jugo de tomate o jugo de zanahorias, una vez rallados se pasa por tamiz o estameña y se obtiene el jugo, se pre­para exactamente igual que el jugo de frutas.

Horchata de almendras

Se echan las almendras en agua hirviendo y se escaldan uno o dos minutos, se mondan y se lavan en agua fría, se rallan o se ma­chacan al mortero, agregando un chorrito de agua, a fin de que no tome la pasta aceite; se echa en agua fría y se dejan en remojo para que forme la leche de almendras, se pasa por estameña y se dulcifica con miel o azúcar o con jarabe anteriormente explicado.

Se echa en máquina de helar, y una vez helada como grani­zado, o sea formada la horchata, se sirve en vasos, acompañado de paja para helado.

Horchata de avellanas

Se tuestan ligeramente al horno con el fin de quitarlas la piel y se prepara y se sirve como la horchata de almendras.

 Helados, recetas sanas para adelgazar

Tomate, zumos y sopa, recetas sanas para perder peso

Horchata de arroz

Se pone en remojo el arroz en agua fría, se escurre y se macha­ca y se forma un caldo lechoso según se explica para la horchata de almendras y se hiela. Se sirve como la horchata de chufas.

Horchata de coco

Se ralla la pulpa del coco y se pone en remojo, se forma la leche como para la horchata de almendras y se hiela. Se sirve como la horchata de chufas.

 Helados, recetas sanas para adelgazar

Lechuga, recetas sanas para adelgazar

Horchata de chufas

Remojadas las chufas, se pasan por la máquina de rallar, se pone a remojo la pulpa en agua fría y se procede como la horchata de coco.

Nota.—Si se adiciona una parte de almendras, varía el perfume de esta horchata.

Horchata de chufas y arroz

Al mismo tiempo que las chufas se pone en remojo igual canti­dad de arroz; se machaca y se prepara como la anterior horchata.

 Helados, recetas sanas para adelgazar

Champiñones y espárragos, recetas sanas para adelgazar

Horchata de nueces

Cuando las nueces son frescas o recién cogidas del árbol, se les quita la segunda piel, se machacan, procediendo como para la hor­chata de almendras.

Nota.—Estos helados pueden perfumarse a base de ralladura de limón o de naranja, procurando rallar la película del fruto; si se ralla la parte blanca, se extrae el ácido de la corteza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *