Dieta del huevo con resultados asombrosos

Puesto que los huevos tienen poca masa y muchos nutrientes, muchas personas confían en esta dieta especial, en la que no hay nada más para comer. Los huevos contienen la totalidad de los aminoácidos. En cada uno de ellos hay de siete a ocho g de proteína, uno cinco g de grasa, la totalidad de las vitaminas, salvo la C, y cerca de una docena de minerales esenciales.

La yema es la fuente más rica de las conocidas de colina, un colorante contenido en la lecitina y que se encarga de que el colesterol se disperse en la corriente sanguínea y no se deposite en la pared de las arterias. La yema contiene asimismo lecitina, que es importante para nuevas neuronas.

Mientras que la clara es muy rica en proteínas, la yema alberga la totalidad de las grasas del huevo, y también todo el colesterol, motivo por el que en los últimos tiempos este alimento ha sido objeto de numerosas críticas. En un huevo hay de 240 a 300 mg de colesterol, la sustancia, por consiguiente, que al depositarse lentamente desempeña un papel importante en la arterioesclerosis. Por ese motivo muchos científicos desaconsejan tomar más de dos huevos a la semana.

El colesterol de las yemas no es en sí mismo perjudicial, pero puede resultar peligroso si al mismo tiempo se toman muchas grasas. Las personas que habitualmente comen cantidades escasas o nulas de grasas pueden consumir mayor cantidad de huevos.

Junto con las patatas, constituyeron en el pasado el alimento cotidiano de la población rural, de vida frugal y trabajo duro, sin que entonces se produjera la hoy frecuente hipercolesterinemia, la concentración anormalmente alta de colesterol en la sangre.

El doctor Edward Ahrens, de la universidad Rockefeller de Nueva York, ha llevado a cabo un interesante estudio. Dio a un grupo de varones voluntarios tres huevos diarios durante tres semanas. Sólo el veinte por ciento de los probados experimentó un aumento del diez por ciento del nivel de colesterol. El catorce por ciento eliminaron de inmediato el colesterol adicional. En el sesenta y seis por ciento restante descendió la producción de colesterol del propio cuerpo y de este modo presentaban los mismos valores que con anterioridad a la prueba. De todas las maneras, el doctor Ahrens registró en sus experimentos que después del consumo de huevos, muchas personas reaccionaban con gran celeridad ante un rápido aumento del nivel de colesterol.

Tampoco la clara carece de inconvenientes. Contiene mucha avidina, una proteína que inhibe la absorción de biotina, una de las vitaminas B. Una carencia en biotina realza la tendencia al aumento del nivel de colesterol. En una dieta de huevos habría que cocerlos o freírlos, pues el calor destruye la avidina de la clara. Una dieta de este tipo deberá durar como máximo dos o tres días. Si se quiere continuar por espacio de más de una semana, es imprescindible consultar con el médico de cabecera.

Dieta del huevo con resultados asombrosos

Cómo actúa la dieta de huevos

Un huevo de tamaño mediano proporciona aproximadamente 100 calorías. Por lo tanto, con una dieta exclusiva habría que tomar ocho diarios para tener un aporte calórico de 800 calorías. No obstante, se recomienda limitar como máximo a tres días este régimen, con seis huevos a lo sumo y compensando las 200 calorías que faltan mediante ensaladas y fruta. Si no se tiene alto el nivel de colesterol se puede seguir este régimen sin riesgos. El aporte de hidratos de carbono es extremadamente bajo; para estabilizar el nivel de azúcar en sangre, el cuerpo moviliza los suyos, con lo cual en tres días se consigue una pérdida de peso de entre dos y dos kilos y medio.

Componentes

En esta dieta de huevos con ensaladas y fruta como alimentos complementarios, se pueden variar los platos según la fantasía de cada uno, pero hay que tener en cuenta que no deben utilizarse grasas. Por ese motivo se recurre preferentemente a huevos cocidos, a veces sobre una galleta de pan untada con un poco de margarina de dieta. Las ensaladas se elegirán según la estación del año y la fruta es adecuada para comer algo en horas intermedias.

Dieta del huevo con resultados asombrosos

¿Qué se puede comer?

Calorías: 800 diarias.

Proporción de nutrientes: 20% hidratos de carbono, 40% proteínas, 40% grasas.

Desayuno:

  • Café o té sin azúcar (se permiten los edulcorantes).
  • Huevos pasados por agua.
  • un poco de galleta de pan.
  • margarina de dieta.

Comida:

  • Fuente de ensalada con huevos duros.
  • huevos a la plancha con tomate.
  • huevos revueltos sobre una tostada.

Cena:

  • Huevo cocido con galleta de pan.
  • ensalada de huevos picante.
  • huevo duro con mucho cebollino.

Bebidas:

  • Agua mineral
  • zumo de fruta
  • suero de manteca.

Ventajas

Con una dieta de huevos en la que se permite una cantidad limitada de ensaladas, fruta y galleta de pan o tostada, se pueden perder un par de kilos sin problemas en dos o tres días.

Dieta del huevo con resultados asombrosos

Resumen de la dieta de huevos

Idoneidad para la reducción de peso Rapidez de efecto Idoneidad a largo plazo Acción a largo plazo Tolerancia Sin inconvenientes médicos Diversidad de la composición Esfuerzo

Resultado

Entre todos los alimentos, los huevos tienen un mínimo de volumen y peso para un máximo de proteínas, vitaminas y minerales. Por ese motivo son adecuados como base para una dieta corta de dos o tres días a lo sumo. Seguir el régimen durante más días, incluso una semana, resulta desaconsejable.

A Las personas con excesivo sobrepeso y valores de colesterol posiblemente ya altos, o confirmados, deberán consultar a su médico antes de iniciar esta dieta.

Desventajas

Los huevos como alimento principal pronto resultan aburridos, y sobre todo porque proporcionan poca masa alimenticia, de modo que incluso sólo dos días de este régimen se pasan con un constante vacío en el estómago.

Intolerancias/riesgos

Las dietas las suelen iniciar las personas con sobrepeso y precisamente éstas suelen tener valores de colesterol en sangre elevados, sobre todo cuando realizan poco ejercicio y han comido durante mucho tiempo de modo habitual a base de mentís grasos. Estas personas pertenecen al grupo de riesgo para los que una cura de huevos puede ser peligrosa. Por consiguiente, deberían acudir primero al médico para conocer sus valores de colesterol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *