Cuidado del agua y su importancia

Siempre que sea bacteriológicamente segura, contiene demasiado calcio y su sabor no es siempre agradable, sobre todo debido a los desinfectantes que se le añaden.

Una buena manera de eliminar la dureza del agua de la ciudad es hervirla durante bastante tiempo antes de cocer en ella ningún alimento. Para conservar al máximo las preciosas sales minerales que contienen los alimentos, es conveniente utilizar una olla a presión a fin de reducir el tiempo de cocción.
Por otra parte, determinados alimentos pueden cocerse a fuego lento en su propio jugo, lo que reduce al máximo la pérdida de los elementos minerales que contienen. Por la misma razón, no les aconsejo que laven durante demasiado tiempo las verduras antes de cocinarlas.

Cuidado del agua y su importancia

Colesterol y arteriosclerosis

A fin de mejorar el sabor del agua del grifo antes de beberla, utilice la receta siguiente:
Exprima medio limón en un litro de agua antes de servirla a la mesa; con ello, no sólo obtendrá un mejor sabor del agua sino que también, y mucho más importante todavía, obtendrá un buen drenaje de las vías biliares y una mejoría de la circulación sanguínea. Pero no lo olvide, el agua con limón no se conserva, por lo que tendrá que renovarla constantemente. No la guarde de un día para otro.

En lo que concierne a los niños, debe saber que el agua del grifo no debe contener más de 20 mg de nitratos por litro, algo que no siempre se cumple, por lo que es mejor utilizar agua embotellada para la preparación de los biberones.

Las aguas minerales deben reservarse para indicaciones médicas precisas; en el resto de los casos, no son indispensables.

Una cura de agua a domicilio: la hidroxidasa

La hidroxidasa no es un agua de mesa propiamente dicha. Es buena para curar numerosas afecciones provocadas por la acumulación de toxinas en el organismo y permite luchar eficazmente contra la obesidad y la celulitis.

Cuidado del agua y su importancia

Los mitos de la cocina 

De tipo bicarbonatado, combate la acidez gástrica y facilita la digestión, aumenta la diuresis y posee una acción beneficiosa para las encías.
Incluso embotellada, conserva toda su actividad medicinal y no me cansaré nunca de aconsejarla para el bien de su salud y de su belleza.

Un último punto a su favor: es un agua natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *