Cuida tu dieta cuando comas en la oficina

Existen días de laborales que exigen jornadas de trabajo extensas, que ameritan que tengamos que comer en la oficina, pero lo más fácil de pedir es comida rápida. Aquí te damos unos unos tips para seguir con la dieta saludable diaria

Cuida tu dieta cuando comas en la oficina

Vigile el café

Si añade crema de leche, las calorías se disparan: una cucharada de crema de leche contiene 30 kcal y 3 g de grasa, y si recurre a licores todavía más. Preferiblemente, tome el café solo o con leche desnatada.

Olvide los “donuts”

Olvide los “donuts”de media mañana, y también las galletas danesas, que son mucho peores. Si necesita un tentempié a media mañana, tráigalo de casa: escoja entre fruta fresca, zanahorias, queso fresco o yogur desnatado.

Aún mejor: en lugar de comer algo, dé un paseo si es posible, ya que caminar es mucho más recomendable que cualquier tentempié dulce.
Cuida tu dieta cuando comas en la oficina

Tome un almuerzo equilibrado

Numerosas personas que siguen una dieta pobre en grasas caen en el hábito de tomar una comida basada únicamente en hidratos de carbono. Como las patatas hervidas, pasta, etc.

Aunque pobre en grasas, esta comida es desequilibrada y probablemente a media tarde se sientan fatigadas y somnolientas.

La razón es que los hidratos de carbono, cuando no se acompañan de proteínas, incrementan los niveles cerebrales de serotonina, un neurotransmisor que favorece la relajación y el sueño.

Comida equilibrada y baja en grasas

Si quiere mantenerse alerta y con energía por la tarde, tome una comida equilibrada y baja en grasas. Incluyendo una fuente proteica pobre en grasas, cereales y una notable cantidad de verduras y frutas.

Por ejemplo: ensalada con guisantes y queso fresco, pescado a la parrilla (o carne magra) con una patata al horno y una pieza de fruta.
Cuida tu dieta cuando comas en la oficina

Evite los dulces

No se sienta presionado a tomar galletas o dulces que le ofrezcan sus compañeros de trabajo, que a menudo sólo necesitan una excusa tal como un cumpleaños.

Es muy difícil limitarse únicamente a una pieza. Intente tener siempre en su mesa algún alimento saludable para poder compartir esos momentos de alegría con los compañeros y, al mismo tiempo, llevarse tranquilamente algo a la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *