Cosas que debes saber sobre el Sobrepeso y la Obesidad

Tanto en la obesidad como en el sobrepeso necesitamos métodos que vayan más allá del análisis peso-estatura y la comparación con las tablas de peso ideal. Porque estas tablas no son —o no deben ser— el método de elección para el médico en la determinación del peso, ya que la correlación entre éste y la estatura no diferencia el tipo de constitución corporal (proporción músculo/tejido adiposo).

Otros métodos, como la impedancia bioeléctrica, nos permiten evaluar de una forma más real las variaciones de los componentes corporales (agua corporal total, masa muscular, masa corporal total y local). Otro método que nos orienta acerca del contenido graso es la medición del pliegue cutáneo o pellizco de grasa (aproximadamente la mitad de la grasa en los adultos)

Cosas que debes saber sobre el Sobrepeso y la Obesidad

Las Dietas de Constitución Carbónica

El individuo carbónico es aquel que come mucho (tiene mucho apetito) y lo elimina mal. La mayor parte de los recién nacidos son pequeños carbónicos. Los síntomas evidentes: su gruesa cabeza y su pequeño vientre abultado.El primer estado de la vida es, en la mayoría de los casos, el carbónico.

Estos recién nacidos tienen un gran apetito y las madres tienden a cebarlos de leche, papillas, etc. Es importante vigilar esto y luchar contra la idea que sustentan las madres de que el niño más sano es el más gordito.
sobrepeso

No olvidemos que el número de adipocitos se establece en el transcurso del primer año de vida y si se sobrealimenta a un niño en este período, crearemos un obeso en potencia (obesidad hiperplásica).

El adulto carbónico está dominado por la pasividad y la economía. Le gusta la paz, el orden, el método. Por tanto, es el trabajador metódico, eficaz y perezoso.

Los niños carbónicos se sienten atraídos con frecuencia por las cosas indigestas: patatas, todos los fritos, embutidos, helados, pasteles, etc.

alimentos

Alimentos que no debes Consumir

El carbónico adulto es pesado, lento en su manera de andar y comportarse (lento física e intelectualmente), pero también tiene otras cualidades, como la tenacidad y la resistencia. Por tanto, habrá que orientar la dietética hacia una alimentación ligera y estimulante.

La leche y el café le sientan mal. El yogur y el queso deben ser ingeridos con gran moderación. Se puede conseguir que un carbónico adelgace sólo con prohibirle, durante algunas semanas, los derivados lácteos. El carbónico soporta mal los vinos, sobre todo los que son algo ácidos, pero tolera los vinos blancos.

A medida que avanza en edad, el carbónico tiene tendencia a abusar del azúcar y de los alimentos dulces en general, volviendo a la predisposición de la infancia. Los dos enemigos del carbónico son el azúcar y la leche.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *