Conociendo la Dieta de Scarsdale y sus reglamentos

Scarsdale es un cardiólogo norteamericano. Al tratar vete­ranos de la Guerra de Vietnam, ex prisioneros, se dio cuenta de que los que habían estado en campos de concentración, sometidos a una alimentación muy limitada, resultaban estar en especial, desde el punto de vista cardiocirculatorio y de la presión arterial, en condiciones generales mucho más satisfactorias que los solda­ dos que no habían estado prisioneros, sino tan sólo en el frente.

Esta paradójica constatación hizo deducir a Scarsdale que la hiponutrición había beneficiado a los primeros y la hipernutrición ha­bía dañado a los segundos. Al preparar su dieta definitiva, Scarsda­le ha modificado parcialmente el tema de partida. El principio es que dando una dieta escasa en glúcidos (pero con proteínas y lípi­dos) se adelgaza, ya que la dieta es hipocalórica.

Conociendo la Dieta de Scarsdale y sus reglamentos

Propiedades y atributos de vino

Para conocer el programa de alimentación de Scardale to­memos como ejemplo la dieta a lo largo de catorce días:

Desayuno: todos los días café o té sin leche ni azúcar, una tostada, medio pomelo, o una naranja pequeña o una manzana.

LUNES

Comida: carne hervida (pollo, ternera, lengua, pavo), to­mates (en ensalada o estofados), café o té.

Cena: pescado hervido o a la plancha (también mejillones, langostinos, etc.), ensalada mixta, pomelo u otra fruta de estación, café o té.

MARTES

Comida: fruta mixta (también una gran ensalada con toda clase de fruta, sin azúcar ni licores), café o té.

Cena: hamburguesa a la plancha, verdura cocida o cruda (en­salada, tomates, coles de Bruselas, coliflor, etc.), café o té.

MIÉRCOLES

Comida: ensalada de atún (atún al natural sin aceite, toma­tes, escarola y vinagre), pomelo, melón u otra fruta de estación, ca­fé o té.

Cena: costillitas de cordero a la plancha sin grasa, ensalada mixta y café o té.

Conociendo la Dieta de Scarsdale y sus reglamentos

Las zanahorias, espárragos y ventaja de patatas 

JUEVES

Comida: dos huevos pasados por agua, duros o revueltos, con sal y sin más condimentos, queso o requesón, calabacín hervi­do o judías verdes, una rebanada de pan, café o té.

Cena: pollo (a la plancha, hervido, asado pero sin piel), es­pinacas o judías verdes y pimientos morrones, café.

VIERNES

Comida: quesos variados magros (mozzarella sobre todo, etc.), espinacas, una rodaja de pan, café o té.

Cena: pescado hervido o a la plancha, verdura hervida o ensalada mixta, una rodaja de pan, café o té.

SÁBADO

Comida: ensalada de fruta, sin azúcar; café o té.

Cena: pollo o pavo asado sin piel, ensalada de tomates y le­chuga o escarola, pomelo u otra fruta de estación, café o té.

DOMINGO

Comida: pollo o pavo caliente o frío, tomates, zanahorias, coliflor, brócoli, pomelo u otra fruta de estación, café o té.

Cena: carne (de vaca, de ternera magra) a voluntad (sin grasa), ensalada mixta (tomates, lechuga, apio, etc.), café o té.

Reglas fundamentales de la dieta de Scarsdale

  1. No beber ni alcohol ni nada azucarado.
  2. Comer entre una comida y otra tan sólo zanahorias y apio a dis­creción.
  3. Las únicas bebidas permitidas son café negro normal o descafeinado, té, agua tónica sin azúcares, agua tónica dietética, de cual­quier sabor. Se puede beber cuanto se desee.
  4. Sazonar todas las ensaladas sin aceite ni mayonesas ni otros con­dimentos ricos. Usar tan sólo limón y vinagre.
  5. Preparar y comer las verduras sin mantequilla, margarina, aceite y otras grasas. Se puede usar limón. y Las carnes deben ser muy magras, desgrasadas, y preparadas sin aceite.
  6. No es necesario comer todo lo indicado, pero no se deben hacer sustituciones o adiciones. Atenerse a las combinaciones indicadas.
  7. No sobrecargar el estómago. Parar apenas se sienta uno saciado. V N o prolongar la dieta más de los catorce días.
  8. La segunda semana, repetir el menú de la primera.

Pasados los catorce días de dieta, se pasa a un programa de mantenimiento.

Conociendo la Dieta de Scarsdale y sus reglamentos

Propiedades del agua mineral

La dieta de mantenimiento presenta algunas restricciones, pero también numerosas libertades alimenticias.

  • Alimentos prohibidos: nada de azúcar (usar sólo edulcorantes hipocalóricos), ni patatas, espaguetis u otros farináceos; nada de productos lácteos grasos.
  • Nada de confituras o postres dulces, excepto fruta y gelatinas sin azúcar.
  • Algunas restricciones: sólo dos rodajas de pan integral al día.
  • 40 gramos de licor fuerte al día o 120 gramos de vino (ambos secos, sin contenido azucarado) o 220 gramos de cerveza de bajas calorías (evitar las cervezas normales).

Alimentos base para la dieta de mantenimiento:

  • Apio y zanahorias siempre.
  • Todas las carnes magras (incluido el cerdo), pescado fresco y congelado, preferiblemente todo a la plancha, sin grasas.
  • Todos los crustáceos y moluscos sin salsas hipercalóricas.
  • Huevos de todas las formas, preparados sin mantequilla, marga­rina o aceite.
  • Todos los quesos magros.
  • Fruta y verdura a voluntad.

En general, hay que adoptar un régimen alimenticio con bajo contenido calórico, evitando grasas y azúcares, en favor de las proteínas. Uno de los consejos fundamentales es el de lograr el pe­so forma alternando dos semanas de dieta con dos de manteni­ miento.

Conociendo la Dieta de Scarsdale y sus reglamentos

Propiedades de las avellanas, nuez, castaña y bebidas  

Se supone que una vez logrado el peso deseado, después de seguir esta dieta, la persona se libera de las malas costumbres alimenticias, volviendo a ellas sólo en ocasiones aisladas.

Las porciones son a voluntad. En la segunda semana se re­piten los menúes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *