¿Cómo se toma la levadura de cerveza?

La levadura de cerveza es la mejor fuente de complejo de vitaminas B de origen natural. Las investigaciones han demostrado que en la sociedad industrial está extendido el aporte deficitario de las vitaminas de este grupo, espe­cialmente en personas mayores.

Los síntomas de sus defi­ciencia son, entre otros, estados de ansiedad, depresio­nes, pérdida de apetito, nerviosismo y mala memoria.

La levadura de cerveza contiene vitaminas B

La aplicación externa

La aplicación externa es, proba­blemente, la más antigua y tradicional de las formas de trata­miento con levadura de cerveza. Ya en el papiro Ebers encon­tramos datos sobre los efectos curativos de la levadura de cerveza en heridas y eczemas. También la aplicaban los grie­gos y los romanos, los médicos árabes y la medicina de los monasterios durante la Edad Media.

Se ha comprobado que muchos gérmenes patógenos y hongos de la piel se inhiben con la levadura. Estas propieda­des desinfectantes y libres de efectos secundarios, también se han aplicado en infecciones vaginales, mediante la aplicación de una pomada de levadura de cerveza celular. También es efi­caz en el tratamiento de las hemorroides, la psoriasis, el acné, las impurezas cutáneas y las heridas de difícil cicatrización.

Sus efectos sobre el estómago y el intestino. La dieta po­bre en fibra, debido al consumo de alimentos desnaturalizados y a la falta de movimiento, es la causa fundamental del estreñi­miento crónico, tan extendido hoy en día. La flora intestinal se va empobreciendo, y se instauran procesos de fermentación y putrefacción.

La sustancias nutritivas ya no pueden absorberse suficientemente y se producen fenómenos carenciales de vita­minas y minerales. En este ambiente, pueden multiplicarse rá­pidamente los gérmenes patógenos y, como consecuencia de esta carga permanente para las defensas inmunológicas, el sis­tema de defensa acaba por debilitarse.

La levadura de cerveza, especialmente combinada con un ayuno, sanea la flora intestinal desde la raíz. Los gérmenes pa­tógenos se ven desplazados. La levadura tiene un especial efecto contra las bacterias colli y los hongos del género Can­dida. Las barreras inmunológicas se restablecen y desaparecen las putrefacciones. La flora del intestino se regenera. Ensegui­da se regulariza el intestino y desaparece el estreñimiento.

La levadura de cerveza cura el acné

Para mantener nuestra vitalidad intelectual

La dis­tracción, las dificultades de concentración y los olvidos fre­cuentes son síntomas cotidianos derivados del estrés y el can­sancio.

También juega un papel importante la alimentación desnaturalizada, deficitaria en vitamina B y necesaria para fortalecer el sobreesfuerzo que debe realizar nuestro sistema nerviosos.

Parece ser que los enfermos de Alzheimer tratados con le­vadura de cerveza pueden mejora su capacidad de memoria. La colina es uno de los componentes óptimos para el hígado, una de las sustancias activas principales de la levadura de cer­veza. La colina cumple, también, importantesfunciones en el metabolismo cerebral como transmisor químico.

La levadura tiene vitamina B y sirve para tener sana la mente

Protección contra la contaminación ambiental

La acumulación de sustancias contaminantes en el organismo humano está alcanzando límites críticos en los países indus­trializados, especialmente en el caso de los materiales pesados como el plomo y el cadmio. La levadura de cerveza nos defiende frente a estas sustan­cias perjudiciales. Algunas de sus proteínas tienen una «afini­dad metálica» y reaccionan contra el desbordamiento de me­tales pesados tóxicos en nuestro organismo.

Son una especie de proteínas desintoxicantes: los aminoácidos que contienen azufre, como por ejemplo la cisteína, permiten a esa proteína eliminar estos metales nocivos del organismo. Esta función protectora está investigada y demostrada en los pacientes tra­tados con radioterapia. Para poder desarrollar plenamente sus funciones protectoras, la levadura de cerveza debe suminis­trarse en la forma más natural posible, ya que sólo en la pre­paración líquida-celular se conservan las sustancias activas volátiles.

Levadura de cerveza y cáncer. La importancia que tie­nen las proteínas con azufre para nuestra vida y nuestra salud es evidente. Estas sustancias, enlazadas con ciertos oligoele- mentos metálicos, regulan el proceso embrionario hasta el or­ganismo desarrollado. Finalmente, hay indicios de que el cán­cer pueda ser consecuencia del desmoronamiento de esta re­gulación natural.

Esto significaría, concretamente, que las proteínas con azufre intactas se oponen a la degeneración maligna de las células corporales, lo que, por otro lado, podría ayudar a explicar muchas experiencias sobre losefectos anti­cancerígenos del ajo, la cebolla y la levadura de cerveza.

La levadura de cerveza sirve contra la contaminación ambiental

En resumen

La levadura de cerveza, que se puede encontrar en tiendas de dietética, es un excelente alimento por su ex­cepcional aporte de aminoácidos esenciales, oligoele- mentos, sustancias activas y vitaminas del grupo B. Ele­mentos imprescindibles, todos ellos, para tener un cabe­llo, piel y uñas sanos y vigorosos.

También se revela como un remedio muy eficaz para los nervios y el es­trés, las carencias vitamínicas, el colesterol, la circulación sanguínea, el intestino y la limpieza de la sangre.

En las personas sanas, la levadura de cerveza aporta una mejora en sus defensas y capacidad física. En épocas de esfuerzos especiales sirve como protección. En rela­ción con el valor nutritivo del pan integral, proporciona diez veces más de contenido en vitaminas B, cuatro veces más de proteínas y más del doble de minerales.

La levadura de cerveza más valiosa, desde el punto de vista fisiológico de la alimentación, es la levadura inte­gral líquida sin aditivos. Es la única que puede producir los efectos curativos más intensos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *